16/8/10

Teoría de la delincuencia: genealogía, negatividad y ruptura



Rolando Hernández Alducin
La delincuencia es ruptura, es negatividad y es genealogía. Contra el pretendido orden sistémico y la dominación homogénea e irrestricta, surge el delincuente, ser “amorfo” que contradice y amenaza con su sola existencia tal orden y tal dominación. La delincuencia es un “no” al triunfo positivo de la modernidad y el desarrollo; es ruptura con las prenociones impuestas sobre el comportamiento “desviado” y “enfermo”; es genealogía que obliga a poner la mirada sobre los sucesos que han marcado su existencia como un fetiche que legitima el poder estatal y la criminalización preprogramada de la sociedad. La normalidad del concepto “delincuencia” no es tal, no existe en la naturaleza de por sí; al contrario, responde a un gran número de avatares y contingencias de la vida social.

¿Quién mató a Walter Benjamin?


Juan Ignacio Rodríguez Medina
 
A Walter Benjamin le quedaba su libertad, y antes de que los nazis se la quitaran, eligió morir. ¿Pudo ser de otro modo? ¿Por qué redujo sus opciones a morir o caer preso? Una historia de infortunios y muchos cabos sueltos que tejen dudas sobre lo que Bertolt Brecht calificó como la primera pérdida verdadera que Hitler causó a la literatura alemana. Setenta años después de su muerte, un documental de David Mauas revive el caso planteando las dudas alrededor de los episodios de Port-Bou. 
 Cuenta una leyenda alemana que un "hombrecito jorobado" es el responsable de todas las calamidades infantiles: de que botes la leche, de que quiebres un plato. A ese jorobado cita Hannah Arendt -en su ensayo sobre Walter Benjamin recopilado en "Hombres en tiempos de oscuridad"- para graficar la "mala suerte" como designio de la vida del pensador judío-alemán nacido el 15 de julio de 1892 en Berlín.

Juergen Teller: Arte al desnudo


Javier González Panizo
Walter Benjamin, en su ‘Pequeña historia de la fotografía’, deja apuntadas dos sentencias que, en el correr de casi un siglo, parecen haber definido el hilo conductor que ha seguido la fotografía para lograr, por fin, instalarse entre las artes. 
Si en una de ellas, al hablar de las posibilidades futuras de la fotografía, apunta que “para la fotografía la renuncia a lo humano es la más irrealizable de todas”, en la otra hace remitir esta esencia retratista de la fotografía a una imperiosa necesidad de escenificación artificiosa: “ es un hecho que hay que ‘construir algo’, algo ‘artificial’, ‘fabricado’”. Y es que, siendo como es imposible para la fotografía captar la realidad funcional en que han caído unas relaciones sociales totalmente cosificadas, solo el artificio y lo prefabricado puede lograr camuflar la mentira sobre la que, en cuanto imposible réplica de la realidad, se asienta la fotografía.

Gramática Twitter: 10 claves para leer mejor


Ariel Torres
Una de las primeras cosas que sacrificamos cuando tenemos mucho para decir y poco espacio en blanco es la claridad. Los avisos clasificados son un ejemplo clásico. Pero la civilización viene lidiando con el asunto desde mucho antes.
Los griegos de la época de Sócrates, por ejemplo, escribían todo en mayúsculas y sin espacio entre palabras. Su idioma estaba preparado para aprovechar al máximo el escaso espacio disponible. Con un poco de entrenamiento era posible leer de corrido un texto que parecía extraído de la fantasía más delirante del más osado diseñador gráfico. Puede verse una muestra de esto en la piedra de Rosetta: el fragmento en griego es el que está en la base de la piedra).

Evocación de Karl Korsch a 124 años de su nacimiento


Pepe Gutiérrez Álvarez

Entre los grandes marxistas olvidados en las últimas décadas hay que señalar el caso de Karl Korsch, autor de gran erudición, recuperado en la segunda mitad de los años setenta, cuando desde la nueva izquierda se trataba de recuperar todas las voces de una historia como la socialista, solamente comprensible desde el pluralismo.
Karl Korsch (Tostedt, en los páramos de Luneburg, Alemania 1886- Cambridge, Massachusetts, USA, 1961), fue un notable intelectual y militante comunista “heterodoxo”, conocido por sus estudios sobre Marx y el marxismo, así como por su adscripción al comunismo consejista surgido en los dos primeros congresos de la Internacional Comunista. Nació en una familia de clase media, asistió al instituto de Meiningen y emprendió más tarde estudios de Derecho, Economía, Sociología y Filosofía en Jena, Munich, Berlín y Ginebra. En 1911 obtuvo el título de doctor en Derecho en la conservadora Universidad de Jena y desde 1912 hasta 1914 estuvo estudiando en Inglaterra las carreras de Derecho inglés e internacional.

Récuser Marx au nom des régimes communistes relève de l'amalgame ou de l'incompréhension

Martial Raysse (Francia) Pintura luz

Yvon Quiniou
 
 La bêtise ou l'ignorance n'a pas de limites, mais elle a au moins un nom: Guy Sorman. Sa diatribe contre le communisme à l'occasion du procès - justifié, je le précise - d'un responsable des crimes des Khmers rouges (Le Monde du 10 août) témoigne d'une radicale incompréhension du projet de Marx, faute sans doute de s'être un tant soi peu renseigné à ce propos.
Une remarque préalable : sauf à verser dans le nominalisme qui fait du mot la chose, ce n'est pas parce que le régime cambodgien et les régimes "totalitaires" du XXe siècle qu'il dénonce se disaient "communistes" qu'ils l'étaient.