15/8/10

Las formas concretas del trabajo abstracto

Mark Rothko (Letonia-EEUU) Abstract

Alain Bihr  /  Herramienta

Hasta el presente, el concepto marxiano de trabajo abstracto ha atraído muy poco la atención de los comentaristas de Marx. Por ejemplo, en el artículo “Trabajo” del Diccionario Crítico del Marxismo, Jaques Bidet le consagra solamente algunas líneas y no menciona de ninguna manera los problemas que el mismo suscita.[1] Sin embargo Marx subraya desde el comienzo en El Capital la importancia de esta noción y su carácter propiamente revolucionario desde el punto de vista de la comprensión de los fenómenos económicos en el marco de las relaciones capitalistas de producción, diciendo:
Nadie, hasta ahora, había puesto de relieve críticamente este doble carácter del trabajo representado por la mercancía. Y como este punto es el eje en torno al cual gira la comprensión de la economía política, hemos de detenernos a examinarlo con cierto cuidado.[2]

La dialéctica entre el trabajo concreto y el trabajo abstracto

Eduardo Kingman (México) Llanto

Ricardo Antunes / Herramienta
I
 Es muy conocido el párrafo decisivo de El capital en el que Marx presenta su concepción de trabajo. Distinguiendo al peor arquitecto o maestro mayor de obras de la mejor abeja, afirma que el constructor obtiene un resultado que antes de comenzar el proceso existía ya en la mente del obrero; es decir, un resultado que tenía ya existencia ideal. El obrero no se limita a hacer cambiar de forma la materia que le brinda la naturaleza, sino que, al mismo tiempo, realiza en ella su fin, fin que él sabe que rige como una ley las modalidades de su actuación y al que tiene necesariamente que supeditar su voluntad.[1]

Giuseppe Prestipino: La dialéctica como lógica filosófica en Gramsci

Álvaro Gaitán (Nicaragua) El tren para Masaya


Edgardo Logiudice / Herramienta
Prestipino acaba de cumplir 88 años el 1º de mayo. Este filósofo hace honor a la “Tesis 11”. Titular de la cátedra de Filosofía de la Historia de la Universidad de Siena por muchos años, hoy la vida lo encuentra peleando activamente contra la discriminación de los inmigrantes, como lo encontró a los 25 años la expulsión de Libia por su actividad en la Unión Sindical y, de vuelta a su Sicilia, participando en el movimiento campesino por la tierra. Asume deliberadamente la impronta de Gramsci. Su vasta obra constituye una resignificación de su dialéctica y sus categorías.

Crisis y contraofensiva imperialista de Estados Unidos en América Latina

Alejandro Obregón  [Colombia] Cóndor

Renán Vega Cantor / Herramienta
“Para controlar a Venezuela es necesario ocupar militarmente a Colombia”: Paul Coverdale, Senador Republicano de los Estados Unidos, primer ponente del Plan Colombia en el Senado de los Estados Unidos, 1998. 

“Aunque muchos ciudadanos teman otro Vietnam, resulta necesario, porque Venezuela tiene petróleo. Venezuela tiene animadversión por Estados Unidos, éste debe intervenir en Colombia para dominar a Venezuela. Y puesto, que Ecuador también resulta vital, y los indios de allí son peligrosos, los Estados Unidos, también tienen que intervenir ese país. (…) Si mi país está librando una guerra civilizadora en el remoto Irak, seguro estoy que también puede hacerlo en Colombia, y dominarla a ella y a sus vecinos: Venezuela y Ecuador”: Paul Coverdale, 10 de abril de 2000.

Salvador López Arnal: Fiel escudero de Sacristán

Juan Gris (España) Guitarra sobre la mesa

Jordi Soler Alomà
Réplica a la crítica de Salvador López Arnal a mi artículo “Sacristán contra Marx (II)”
El fiel escudero de Sacristán, Salvador López Arnal, sale en su defensa pertrechado con las armas de la indignación. En esa tesitura, en vez de usar la sana argumentación utiliza la descalificación a priori, sin justificación previa. De este modo, su crítica “de urgencia” a la segunda parte de mi artículo sobre el tratamiento de que Marx es objeto por parte de Sacristán, consiste en un repertorio de improperios. SLA me acusa de: mentiroso, poco riguroso, ignorante abismal, persistentemente engreído, ilógico y otras perlas. Curiosamente, parece ser que SLA hace caso omiso del hecho de que mis observaciones se basan en un texto cuyas partes aludidas reproduzco en el artículo para que el lector pueda juzgar por sí mismo. Así, critica mis observaciones como si se basaran en invenciones mías, cuando es el mismo Sacristán quien ha pronunciado en conferencia, revisado y publicado en su revista “Mientras Tanto” el texto objeto de mi análisis. SLA se las puede haber con todos los “nudos”, “aristas”, y secuencias “more geométrico” con la máxima destreza, pero en el caso que nos ocupa, hubiera sido mejor, más que para nadie para él mismo, irse de vacaciones y dejar la “urgencia” para setiembre.

Imperialismo e internazionalismo nell'epoca della "globalizzazione"


Walter Peruzzi e Andrea Ferrario

1. Lo spazio del capitalismo
Da alcuni anni si è sviluppato, fino a diventare di moda e ad assumere contorni sempre più imprecisi, un dibattito su mondializzazione e/o globalizzazione che ha come oggetto l'espansione-trasformazione del sistema capitalista in quanto "sistema mondiale", l'espansione dello "spazio" entro cui si esercita il dominio del capitale e il "modo" nuovo con cui tale spazio viene riorganizzato e sottoposto al suo dominio. Con questa formulazione grossolana, cioè ponendo l'attenzione sullo spazio occupato dal sistema capitalista e su come lo occupa, si vorrebbe circoscrivere il "lato" del discorso che qui interessa mettere a fuoco, distinguendolo da altri (ad es. le trasformazioni dei processi lavorativi o la "pervasività" del capitalismo in ogni punto di tale spazio). Anche se nel concreto i vari lati sono interconnessi e si richiamano fra loro, sicché per un verso sarà inevitabile riferirsi ai lati "esclusi" e per altro verso le distinte analisi dovrebbero concorrere e combinarsi nel darci un quadro di quel che il capitalismo è oggi.