6/8/10

Una conmoción en los parámetros económicos mundiales y en las confrontaciones políticas y sociales

Paul Cézanne [Francia] Los Jugadores de cartas

François Chesnais *

Hasta mediados de enero, Dominique Strauss-Kahn continúa sosteniendo que la crisis económica que sacude a Asia no afectará a Francia sino de manera marginal, de modo tal que el crecimiento francés seguirá siendo igual o superior al 3% y los parámetros presupuestarios no cambiarán. Se debe entonces mantener la dirección hacia el pasaje a la moneda única este año y hacia la aplicación de los criterios del tratado de Amsterdam. Strauss-Kahn evidentemente no cree ni una palabra de lo que dice. Quería lograr un milagro: no "asustar" al pequeño portador de valores financieros que confió en el Palais Brogniart, así como otros en otros tiempos no querían "asustar a Billancourt". Su posición es compartida por todos aquellos que, en el seno de los partidos de la izquierda “amplia” (plurielle) y de las direcciones sindicales, han decidido que el capitalismo es su “horizonte insuperable”. Hecha esta elección, no les queda más que pasar a ser portavoces de “la adaptación necesaria” a la mundialización neoliberal, nueva fórmula de la dominación del capital financiero.

Engels visto por Lenin: ¡Qué antorcha de la razón se ha apagado! ¡Qué gran corazón ha dejado de latir!

Vladimir Ilich Lenin

El 5 de agosto del nuevo calendario (24 de julio) de 1895 falleció en Londres Federico Engels. Después de su amigo Carlos Marx (fallecido en 1883), Engels fue el más notable científico y maestro del proletariado contemporáneo de todo el mundo civilizado. Desde que el destino relacionó a Carlos Marx con Federico Engels, la obra a la que ambos amigos consagraron su vida se convirtió en común. Por eso, para comprender lo que Engels ha hecho por el proletariado es necesario entender claramente la importancia de la doctrina y actividad de Marx para el desarrollo del movimiento obrero contemporáneo. Marx y Engels fueron los primeros en demostrar que la clase obrera, con sus reivindicaciones, es el resultado necesario del sistema económico actual que, con la burguesía, crea y organiza inevitablemente al proletariado. Demostraron que la humanidad se verá liberada de las calamidades que la azotan actualmente, no por los esfuerzos bienintencionados de algunas nobles personalidades, sino por la lucha de clase del proletariado organizado. Marx y Engels fueron los primeros en esclarecer en sus obras científicas que el socialismo no es una invención de soñadores, sino la meta final y el resultado inevitable del desarrollo de las fuerias productivas dentro de la sociedad contemporánea. Toda la historia escrita hasta ahora es la historia de la lucha de clases, del cambio sucesivo en el dominio y en la victoria de una clase social sobre otra. Y esto continuará hasta que desaparezcan las bases de la lucha de clases y del dominio de clase: la propiedad privada y la producción social caótica. Los intereses del proletariado exigen que dichas bases sean destruidas, por lo que la lucha de clases consciente de los obreros organizados debe ser dirigida contra ellas. Y toda lucha de clases es una lucha política.