30/7/10

Pensamiento Crítico, Poder Popular y Filosofía de la Praxis

Juan González (Venezuela) La memoria casi llena
Ricardo Arturo Salgado
El desarrollo histórico de las sociedades latinoamericanas de las últimas décadas marcan un gran desarrollo y diversificación de las fuerzas productivas, y aunque el análisis ortodoxo nos llevaría concluir que esto no es cierto, en virtud de que los medios de producción han permanecido relativamente estáticas, bajo una férrea dependencia de las necesidades productivas globales, enmarcadas en un sistemas cada vez más consumista y menos productivo.
Del mismo modo, el desarrollo vertiginoso de las fuerzas productivas, ha traído consigo una obligación por revisar los conceptos tradicionales de la lucha de clases. Ciertamente no es acertado ver esto desde la óptica aplicada a otras partes del mundo en condiciones históricas diversas, menos aún pretender que una nueva sociedad debe construirse bajo patrones preexistentes.

Socialismo e imperialismo: Choque de trenes

Ernesto Rancano [Cuba] Comandante
Raúl Bracho
Aquella lejana noche en cualquier selva, cuando uno de los primeros seres humanos, quizá ante una terrible tormenta en aquel planeta casi despoblado por nuestra especie, nadie sabe o recuerda como, comenzó a frotar dos ramas secas y creó el fuego por primera vez, fue indudablemente  un gran momento en la historia de nuestra especie. Igual lo fue aquella enfrenta en la que alguno de nosotros transformó el temor y el miedo a que otra especie lo depredara, en una pedrada certera que determinó el gran poder que nos acompaña desde entonces: la imaginación.
De allí a nuestros días aquel descubrimiento del fuego y el poder de usar instrumentos para nuestra protección y desarrollo nos ha llevado por la historia desentrañando las intimidades del átomo y la inmensidad del cosmos que habitamos. A sido el comienzo de la sapiencia, de nuestra hermosa y temible capacidad de descifrar los secretos de la vida y de utilizar la sabiduría para ir entendiendo y transformando tanto nuestro interior como el planeta sobre el que vivimos.
Aquella chispa que encendió la primera llama, no ha cesado de hacernos crecer y dominar al resto de las especies. De ella nació la capacidad de transformar, de inventar, de crear. Nacieron luego los adoquines o las palmas con las que se construyeron casa y ciudades, la fuerza indetenible con la que nos fuimos separando del resto de las especies y dominando las fuerzas y los elementos.

Manuel Sacristán sobre Gramsci

Salvador Dalí (España) El hombre nuevo
 
Francisco Fernández Buey

Nadie ha hecho tanto por el conocimiento de Gramsci en España como el filósofo Manuel Sacristán (Madrid, 1925-Barcelona, 1985). Se ha dicho de éste que fue sin duda la figura más relevante del marxismo en España desde los años sesenta hasta su muerte en 1985. Y con el paso del tiempo esta afirmación resulta aún más verdadera. Sacristán editó, tradujo y presentó las obras más importantes de Marx, de Engels, de Lukács y de Korsch, además de introducir también en nuestro país a algunos de los más conocidos filósofos analíticos anglosajones. Pero de todos los clásicos marxistas de la tercera generación (si se nos permite hablar así) la ocupación de Sacristán con Gramsci fue la más constante y también la más problemática.
La más constante por la sencilla razón de que él siempre consideró que la reflexión político-cultural de Antonio Gramsci, particularmente en los Quaderni del carcere, era (de todas las reconsideraciones comunistas que se produjeron después de la muerte de V.I. Lenin) la más próxima a las preocupaciones, necesidades y aspiraciones de las clases trabajadoras de la Europa occidental en la época de la guerra fría.

Se te acabó el futuro, Obama

Obama tuvo su oportunidad. Los sondeos indican que su popularidad baja
Alexander Cockburn / CounterPunch


El hombre que se apoderó de la Casa Blanca fomentando un estado de ánimo de expectativas irracionales enfrenta ahora el precio amargo cobrado por la realidad. La realidad es que no puede haber un “buen” presidente de EE.UU. Es imposible jugar con esas cartas. Obama está cerca del fin.
El primer presidente negro de la nación prometió cambio en el momento preciso en el cual ni un solo hombre, aunque estuviera dotado de los poderes comunicativos de Franklin Roosevelt, de la maestría política de Lyndon Johnson o de la descarada agilidad de Bill Clinton, podría cambiar la corriente que ha estado llevando a EE.UU. al desastre durante 30 años.

Los medios masivos y el conflicto en Colombia

¿Qué es lo que hay en Colombia?: Un conflicto o una guerra

Rubén Darío Zapata
Sin dudas, esta última década fue fatal para el periodismo colombiano. Ante la polarización política del país, los grandes medios masivos entregaron definitivamente su independencia y compromiso ético en función de los intereses del proyecto político de la elite, representada en lo esencial por el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, lo que redundó en la pobre calidad informativa y analítica de los contenidos periodísticos.
En el periódico de Medellín El Colombiano, por ejemplo, donde el bajón se ha sentido más por el compromiso de los dueños con la casa política de los Valencia Cossio (actual Ministro del Interior y de Justicia), despidieron a dos de las voces más reconocidas e independientes del periodismo nacional, Reinaldo Spitaleta y Javier Darío Restrepo, por sus críticas al gobierno. Fernando Garavito (autor de la columna El señor de las moscas) fue despedido de El espectador por desvelar las relaciones del entonces candidato presidencial Alvaro Uribe Vélez con el narcotráfico y el paramilitarismo antioqueño.

La izquierda chilena y la "circulación de ideas”: Sociedad civil, ideología y think-tanks

  Claudio Aguayo Bórquez
Luis Millones (Chile) Sin título
El filósofo francés Louis Althusser hacía muy bien cuando, en los años 60’, clarificaba el ‘panorama’ de la filosofía francesa mediante un esquema militar. Esta división, aparentemente tosca y extremadamente dogmática, tendía a dejar “las cosas claras”, como se dice habitualmente, poniendo la situación del debate teórico y político a la altura de lo que constituía el núcleo duro del marxismo de su época: el concepto de lucha de clases. Este concepto estaba, evidentemente, determinado por el leninismo ‘ambiente’ de los años 60’, y especialmente, por su apropiación estructuralista, que ponía en el centro los conceptos de posición, toma de partido, partido, facción, línea de demarcación. Efectivamente, Althusser afirmaba estar haciendo una lectura leninista de la realidad teórica de su época al organizar a los filósofos y a las corrientes filosóficas de los años 60’ en columnas, batallones etc. Lo interesante de esta operación, evidentemente, no constituía el puro hecho de que un filósofo cualquiera organizara una multiplicidad cualquiera de corrientes en el marco de un ejército-tipo: la caracterización de esa multiplicidad de filósofos era hecha por un filósofo comunista, que planteaba que, en el tras-fondo, lo que dominaba las divisiones y columnas era la división fundamental derivada de la enajenación entre capital y trabajo; de la burguesía, o las posiciones de clase burguesas, y el proletariado, o las “posiciones teóricas del proletariado”, una enigmática fórmula del marxismo para auto-designarse.

La historia de un combatiente chileno en la Revolución de Nicaragua

Álvaro Gaitán (Nicaragua) El bus para Masaya
Andrés Figueroa Cornejo
"La guardia nacional anda buscando a un hombre, / un hombre espera esta noche llegar a la frontera / el nombre de ese hombre no se sabe / hay muchos hombres más enterrados en una zanja. El número y el nombre de esos hombres no se sabe. / Ni se sabe el lugar ni el número de zanjas. / La guardia nacional anda buscando a un hombre / Un hombre espera esta noche salir de Nicaragua": Ernesto Cardenal
Hace 31 años, un 19 de julio, en un pequeño país centroamericano, fue derrotada la tiranía de casi medio siglo de la “Dinastía Somoza” en Nicaragua. Alrededor de cuatrocientos chilenos internacionalistas, antes, durante y luego, en la defensa de la revolución, combatieron junto a un pueblo de luz conducido por el Frente Sandinista de Liberación Nacional contra una dictadura apoyada en todos los ámbitos por el Pentágono norteamericano.