27/7/10

León Trotsky fue el primer estalinista

Fotos: Leon Trostky y Josif Stalin
Fuentes primarias y citas del propio Trotsky

Manuel M. Navarrete


Introducción

Hace unos meses, publiqué un artículo titulado Trotsky no existe. Dicho artículo efectuaba una crítica a lo que considero izquierda dogmática y anquilosada, apostando por un marxismo abierto y actualizado, que supere sus errores históricos. Existe, sin embargo, una mala costumbre entre nuestros lectores: la de leer sólo el título de los artículos e inventarse, sin más, el contenido. Un único párrafo llamó la atención del público: aquel en el que someto a crítica la figura de León Trotsky.

La tesis, sin embargo, era bien sencilla: ni Trotsky ni Stalin existieron jamás, al menos en las versiones icónicas que sus respectivos partidarios nos han legado. Ni Stalin fue el glorioso padre de los pueblos, ni Trotsky fue un activista antiburocrático y antirrepresión, como puede comprobarse recurriendo a toda la historiografía solvente sobre el periodo.

Como cabía esperar, llovieron las críticas contra mi persona, calificada, claro está, de “estalinista camuflado”. La compañera Neus Pérez-Vico, a quien debo dar las gracias por su brillante artículo (El Frente Popular de Judea), salió en mi defensa, argumentando que mis detractores no demostraban excesiva comprensión lectora... Tras leer un artículo que criticaba a Trotsky precisamente por parecerse más a Stalin de lo que a muchos les gustaría admitir, acabaron concluyendo que dicho artículo era... una defensa de Stalin.

Contradicciones y falsedades en el secuestro de un senador mexicano


La naturaleza del plagio contra el ex senador Diego Fernández de Cevallos revela los vicios del sistema del partido de gobierno (PAN): mentiras, contradicciones, torpezas

Verónica Espinoza

Tan compleja como el personaje mismo, la naturaleza del plagio contra el exsenador Diego Fernández de Cevallos revela los vicios del sistema panista: mentiras, contradicciones, torpezas... Del tamaño del poder adquirido por el Jefe Diego a base de relaciones inconfesables y tráfico de influencias es la incapacidad del gobierno de Felipe Calderón para conducirse con transparencia, con eficacia. Cerrazón informativa gubernamental, autocensura en medios electrónicos, son la norma... Y entretanto las especulaciones toman por asalto la credibilidad de los mexicanos.

“Es él. Es Diego”.

Eran las cinco de la tarde del viernes 21 cuando las procuradurías general de la República y la de Querétaro tuvieron que admitir la realidad que ocultaron durante seis días: el exsenador panista no estaba “desaparecido”, sino secuestrado.

Nicaragua desaparecida, un blanco de la crisis regional

Carlos Vargas López (Nicaragua) lsletas de Mombacho

Toni Solo
El 19 de julio de este año fue al 31 aniversario del triunfo de la Revolución Sandinista de 1979. También marcó tres años y medio de avances importantes y consistentes en Nicaragua, en la economía y en muchos aspectos sociales y culturales, además de progreso en las garantías de los derechos civiles y políticos en el país. (1) Sin embargo, todos estas mejoras para la población de Nicaragua se fueron silenciados por la cobertura mediática internacional.
Nicaragua un blanco de la crisis regional
A lo largo del espectro político, en consonancia con la propaganda falsa del Departamento de Estado de los Estados Unidos, los reportes sobre Nicaragua casi siempre critican de una manera agresiva al gobierno Sandinista. Se suprimen rutinariamente las opiniones que contradicen el consenso anti-FSLN. Ahora, un año después del golpe militar en Honduras, los demás países centroamericanos han reconocido el gobierno ilegítimo de Porfirio Lobo sin tomar en cuenta la opinión del gobierno de Nicaragua.

Sacristán contra Marx II

Juan Gris [España] Guitarra sobre una silla

Jordi Soler Alomà
[NOTA PREVIA: Con fecha 21/07/2010 Rebelión ha publicado la segunda parte de la crítica de Salvador López Arnal a mi artículo sobre Sacristán. Seguidamente, ha aparecido mi réplica a la primera parte de su crítica, pero, como sea que SLA anuncia una tercera entrega, me reservo el derecho de réplica para responder todas las críticas en bloque, del modo más conciso posible. Recomiendo la lectura de esta interesante y documentada crítica (aunque de vez en cuando, como hace Sacristán, se usen opiniones personales como verdades científicas). Por mi parte me limito, para no agobiar a los lectores, a enviar a Rebelión la segunda parte de mi artículo, que espero tendrá a bien publicar].
Sacristán prosigue, en su artículo “El trabajo científico de Marx y su noción de ciencia” (Mientras Tanto, 1980, núm. 2) con su crítica de la dialéctica marxiana, refiriéndose a Das Kapital , pero sin entrar en el análisis del contenido.
“Eso es lo que trae un manual o un tratado de mecánica, de genética o de economía: los hechos bien establecidos y su vinculación interna, los datos y su teorización. ¿Qué estatuto lógico tiene una elaboración que se añade a lo que ya bastaría para exponer un trozo de conocimiento?” [p.74]
Sacristán comete en este párrafo algunos errores de peso. El primero es patente: comparar Das Kapital con un manual de física o de genética no es procedente, porque pertenecen a ámbitos radicalmente distintos del estudio de la realidad. En su obra, Marx realiza un análisis sintético integral de la sociedad, que incluye parámetros tales como la psicología, tanto individual como social, o la historia como una síntesis de millones de años en unas páginas; de filosofía, para extraer del mundo fenoménico los elementos a priori que configuran nuestra realidad ideologizada.

La ruina que dejarán atrás en Irak


Patrick Cockburn
El 14 de junio de este año un intérprete del ejército de EEUU llamado Hameed al-Daraji fue muerto a tiros mientras dormía en su casa de Samarra, una ciudad situada 60 millas al norte de Bagdad.
En cierto sentido ese asesinato no tenía nada extraño, pues 26 civiles irakíes fueron asesinados en diferentes partes del país aquel mismo día. Además de trabajar periódicamente para los estadounidenses desde 2003, también es posible que el señor Daraji se hubiera convertido recientemente al cristianismo y hubiera cometido la imprudencia de llevar un crucifijo colgado al cuello, un gesto más que suficiente para convertirlo en objetivo en el corazón del territorio árabe suní.
Lo que hizo que los iraquíes, por muy acostumbrados que estén a la violencia, prestaran especial atención al asesinato del señor Daraji fue la identidad de su asesino. Arrestado poco después de haberse descubierto el cadáver, según las noticias su hijo confesó ser el autor del asesinato de su padre y explicó que el trabajo de su padre y su cambio de religión causaron tanta vergüenza a la familia que no quedó más alternativa que matarlo. También se busca por el asesinato a otro hijo y a un sobrino del señor Daraji. Supuestamente, los tres jóvenes tienen vínculos con al-Qaeda.

Centellas al por menor

Tatiana Pinzón (Panamá) Soledad

No necesitamos que nadie de la izquierda internacional venga a aconsejarnos que debemos esconder las críticas de nuestros errores
El Francotirador del Cauto
Hace algunos años el compañero Fidel Castro, quien a pesar de no usar hoy en día grados militares sigue siendo Comandante en Jefe, nos advirtió,    nos aclaró, nos exigió creer,  en un discurso público, que la Revolución Cubana era cada cubano, que cada cubano debía pensar: la Revolución soy yo.
Y, créanme, muchos cubanos desde entonces  se lo creyeron, millones de cubanos  nos lo creemos aún, y con más propiedad aquellos que durante cinco décadas han estado al pie del cañón, en la producción, en el magisterio, en las Fuerzas Armadas, en cada sector de lucha de este caimán verde olivo, tratando como seres humanos de legar a las generaciones que vendrán una sociedad socialista verdadera.
Durante todo el desarrollo de la revolución cubana, el pueblo cubano ha contado siempre con la solidaridad internacional de los pueblos del mundo. No hay pueblo por distante que esté, que no haya enviado su saludo fraterno,  su apoyo a los revolucionarios de una isla, que a pesar de todas las arbitrariedades del imperialismo yanqui,  persevera por hacer realidad el socialismo pensado por Marx, Engels, Lenin y otros pensadores de la clase obrera mundial.

La ética marxista como crítica radical de la ética burguesa

Juan del Prete (Italia-Argentina) Abstracción

Iñaki Gil de San Vicente
Para Marx la “sumisión” es una “desgracia” porque es, antes que nada, la aceptación de la derrota, la aceptación del destino y por tal se entiende la imposibilidad de la insumisión, de la resistencia y de la lucha.
Un colectivo de personas me ha pedido que les envíe un antiguo texto sobre ética de muy difícil acceso en la Red, por no decir imposible. Este colectivo reflexiona sobre cómo luchar contra la creciente marea de irracionalismo y de fundamentalismo cristiano que, activada desde el poder imperialista, busca derrotar definitivamente la conciencia crítica, sea atea o agnóstica, el pensamiento democrático y revolucionario, y cualquier debate creativo que se base en los avances prácticos del método científico-crítico. Aprovechando el desprestigio de la corrupta y podrida Iglesia católica, la extrema derecha occidental no vaticanista pero sí fanáticamente cristiana, multiplica los esfuerzos de todo tipo para volver al oscurantismo reaccionario, a partir del cual justificar la prohibición de derechos elementales como son los del aborto, el divorcio, la sexualidad libre, la educación crítica, el derecho a la libertad de pensar y de decir, etc.; es decir, derechos por los que en su tiempo luchó una parte de la burguesía y que ahora esta clase odia a muerte.

Erich Fromm y el amor

Francisco Hung (Venezuela)  Materias Flotantes



Paloma de Miguel
El amor, deseo profundísimo del ser humano, anhelo, motivación, ansia, emoción capaz de impulsar la conducta, los sentimientos y los pensamientos de los hombres, del que creen saber los amantes y al que quieren conocer los filósofos y los poetas, los unos con la razón y los otros con la intuición, constituye un elemento fundamental en la obra de Erich Fromm.
Erich Fromm aborda el amor desde un punto de vista psicoanalítico, antropológico, sociólogo y existencial, como una expresión de la necesidad de relación del ser humano, diferenciando las formas inmaduras del amor productivo, el único que en propiedad merece ser llamado amor. El presente artículo muestra algunas ideas del autor al respecto.
Algunos aspectos del amor en nuestra sociedad contemporánea
Todos los intentos de amar están condenados al fracaso, a menos que se procure del modo más activo desarrollar la personalidad total humana de forma que se alcance una orientación productiva. La satisfacción en el amor individual no puede lograrse sin la capacidad de amar al prójimo, sin humildad, coraje, fe, disciplina… En una cultura en la cual estas cualidades son raras, también ha de ser rara la capacidad de amar.

El concepto de libertad en Erich Fromm

Carlos Cruz-Diez [Venezuela]   Cromointerferencia

Angelina Uzín Olleros
"El amor es una abstracción (...) en realidad sólo existe el acto de amar, que es una actividad productiva. Implica cuidar, gozar de una persona, de un árbol, de una pintura, de una idea. Significa dar vida, aumentar su vitalidad. Es un proceso que se desarrolla y se intensifica a sí mismo".   ¿Tener o ser?  Erich Fromm.
Introducción
Según el Diccionario Filosófico de Pelayo García Sierra, la clasificación principal de las doctrinas filosóficas posibles sobre la libertad humana será aquella que las ordena en estos dos grupos:  
El primero lo caracterizaremos por la tendencia a concebir el horizonte de la libertad como impersonal. Estamos aquí ante todas aquellas connotaciones de la libertad humana que terminan formulando la antinomia (contradicción entre dos términos que parecen verdaderos), de la libertad por medio de la oposición dialéctica entre un orden natural y la actividad operatoria humana. Se comprende que la causalidad incorporada a este horizonte sea del tipo de la causalidad eficiente.