20/6/10

Joseph Chatoyer: Héroe Nacional de San Vicente y las Granadinas

Foto: Monumento a Joseph Chatoyer


Felipe de J. Pérez Cruz

La historia del Caribe –afirmó con certeza Juan Bosch-, es la historia de las luchas de los imperios contra los pueblos de la región para arrebatarles sus ricas tierras; es también la historia de las luchas de los imperios, unos contra otros, para arrebatarse porciones de lo que cada uno de ellos había conquistado; y es por último la historia de los pueblos del Caribe para libertarse de sus amos imperiales. Y la historia de Joseph Chatoyer y del pueblo garinagu, hoy más conocido como garífuna [1], se inserta con dramática fuerza en esa ecuación de fuerzas en combate definida por el profesor Bosch. 
Joseph Chatoyer encarna la resistencia de los llamados caribes negros, a la colonización británica, y su historia es compartida desde San Vicente y las Granadinas en el Sureste del Mar Caribe, por toda la nación garífuna que se extiende por el arco del Caribe centroamericano. 

En momentos que conmemoramos el bicentenario del movimiento independentista de Nuestra América, que precisamente se inició en el Caribe insular a partir de 1790, con la Revolución de Haití, resulta necesario rescatar la historia de un pueblo que durante más de un siglo, mantuvo una constante lucha por su territorio y cultura.

La teoría, los dogmas y el socialismo real


Marino Chanlatte [República Dominicana] Campesina

Jorge Gómez Barata


Se atribuye a Fernando Henrique Cardoso la expresión: “La izquierda es burra.” Naturalmente estoy en desacuerdo. Para ser socialista no se necesita ser burro.
 No obstante, nunca he logrado comprender de dónde sacaron Stalin y sus colaboradores la arrogancia necesaria como para desestimar la sabiduría contenida en las ideas y en las obras de los enciclopedistas franceses, los socialistas utópicos, los prohombres del liberalismo; así como en Carlos Marx, Federico Engels, Prouhdon, Lasalle, Bakunin, Kautsky y el propio Lenin que aunque en contextos y perspectivas ideológicas diferentes, con una orientación esencialmente de izquierda, elaboraron las tesis rectoras del cambio social en la modernidad. Ninguno rechazó el papel del mercado. Tal vez porque ignorar el papel del mercado en la economía moderna es como ignorar que la tierra es redonda. 

Marx vs. Bakunin - I

Carlos Cruz-Diez [Venezuela]   Transcromía 640

Alan Woods   
Está de moda retratar el marxismo como una fuente de autoritarismo. Esta acusación ha sido planteada en repetidas ocasiones por los anarquistas, los reformistas y toda clase de oportunistas. Bakunin fue uno de los exponentes más famosos de tales acusaciones. Pero la verdad es concreta y los hechos históricos revelan que los mismos elementos que gritan con gran alboroto contra el autoritarismo son los peores burócratas y autoritarios... en los lugares donde se las arreglan para llevar el mando.
"Por lo demás, el viejo Hegel ya ha dicho: Un partido se prueba a sí mismo, un partido victorioso por el hecho de que se divide y puede soportar la división." (Engels a Bebel, 20 de junio de 1873)

Marx vs. Bakunin - II

Carlos Cruz-Diez [Venezuela]  Fisiocromía

Alan Woods
La Comuna de París puso a prueba las diferentes corrientes dentro de la Primera Internacional. Su derrota posterior creó una atmósfera donde prosperaron todo tipo de elementos desmoralizados. La intriga estaba a la orden del día. Esto condujo a un cuestionamiento de la dirección centralizada, de la función misma de la dirección. Marx y Engels respondieron a todo esto completamente.

Marx vs. Bakunin - III


Carlos Cruz-Diez [Venezuela] Sin título


Alan Woods
Tras la derrota de la Comuna de París, diversas tendencias ultraizquierdistas y oportunistas emergieron dentro de la Primera Internacional, las cuales conspiraron contra el Consejo General y trataron de usar el nombre de la organización internacional para sus propios fines. Esto fue finalmente resuelto con la expulsión de estos elementos, junto con el otorgamiento de poderes estrictos establecidos para el Consejo General y de normas claras sobre la forma en que la Internacional debía manejarse.
Problemas en Inglaterra
A la Internacional le llovieron golpes bajos, debido a la reacción triunfante en Europa. La correspondencia de Marx y Engels refleja una posición cada vez más desesperada:

Marx vs. Bakunin - IV


Carlos Cruz-Diez [Venezuela] Cromointerferencia mecánica

Alan Woods
En 1872, en respuesta a las intrigas de Bakunin y su sociedad secreta, la Conferencia de La Haya de la Primera Internacional aprobó una resolución prohibiendo cualquier organización con un programa independiente que funcionase dentro del conjunto de la Internacional y procedió a expulsar a Bakunin y sus seguidores, poniendo fin a las diatribas y las intrigas internas, y estableciendo los principios sobre los que la funcionaría organización.
La Conferencia de Londres
El Congreso de Basilea en 1869 había decidido que el próximo congreso debía ser en París. Pero ahora (1871), debido a condiciones de feroz represión estatal, el Consejo General decidió celebrar una Conferencia cerrada en Londres, similar a la que tuvo lugar en 1865. Bajo las condiciones generales de reacción, la Conferencia debía tener un carácter secreto. Marx escribió al ruso Utin el 27 de julio de 1871:

Teoría de la Ideología. Marxismo e Ideología

Jesús Soto [Venezuela] Cuadrados sobre blanco y rayado


Samuel Antonio Prado Franco 
 “En la ciencia no hay calzadas reales, y quien aspire a remontar sus luminosas cumbres tiene que estar dispuesto a escalar la montaña por senderos escabrosos”. Carlos Marx
“Instrúyanse, porque necesitaremos toda nuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo nuestro entusiasmo. Organícense, porque necesitaremos de toda nuestra fuerza”. Antonio Gramsci
Introducción
En este artículo abordaremos el tema de la Ideología dentro del pensamiento marxista en general y en particular, dentro del pensamiento de Carlos Marx, Vladimir Ilich Lenin, Georg Lukacs y Antonio Gramsci. Partiremos en nuestro artículo desde el origen histórico del termino, pasando por las distintas definiciones de Ideología que nos da el pensamiento marxista y lo que entendemos por Ideología, para aterrizar en los pensadores antes mencionados y sus concepciones sobre Ideología y algunos conceptos afines que complementan la comprensión del mismo. En su acepción más generalizada y conocida, el término Ideología nos refiere a las ideas, concepciones y sistemas políticos.

Mandel, la inflación y algunas ideas de Keynes y Marx

Matías González [Guatemala] Tapiscando maíz

José A. Tapia Granados
En la revista "Sin Permiso"  de fecha 28/02/2010,  http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=3140) ha aparecido recientemente una versión en castellano de un texto de Mandel sobre “Déficit presupuestario e internacionalización del capital en la teoría marxista”. El artículo, publicado originalmente hace ya casi veinte años, en 1992, tiene muchos aspectos de interés y de gran actualidad, como señala la introducción al mismo. En estos tiempos en los que parecería por lo que sugieren algunos que el principal peligro para los puestos de trabajo de los trabadores de occidente son los trabajadores chinos o hindúes que trabajan por salarios de miseria en sus países, o los trabadores inmigrantes que a menudo han de aceptar los trabajos ilegales, con salarios incluso por debajo del mínimo, es especialmente importante enfatizar la solidaridad internacional de los trabajadores, como hace Mandel. Solo cuando los trabajadores en particular y la humanidad en general asumamos plenamente que hemos de defender los intereses comunes y no las falsas divisiones que nos separan podrá la especie humana dar un paso adelante hacia un mundo más solidario, más justo y más sostenible.

Marxismo y Feminismo

Frida Kahlo [México]  Autorretrato con Collar


Salvador López Arnal
Antes de dar cuenta de los compases finales de la conferencia de Manuel Sacristán de 1954 sobre el sentido común y las crisis históricas, vale la pena recordar hoy algunas de sus reflexiones sobre el feminismo, uno de los movimientos sociales de los años setenta a los que mayor atención prestó. Ni que decir tiene que aquí, en este ámbito, las reflexiones y la trayectoria política de Giulia Adinolfi ocupan un lugar destacado en el capítulo de las influencias decisivas.
En su “Comunicación a la jornadas de ecología y política” [1], un texto de 1979, tomando pie en W. Harich, en el autor de ¿Comunismo sin crecimiento? [2], Sacristán exponía brevemente la que fue una de sus tesis centrales de sus últimos años: la feminización del sujeto revolucionario:
“Wolfgang Harich -autor del tercero de los proyectos marxistas de superación de la crisis ecológico-social a los que he querido prestar homenaje aquí- ha llamado a atención (con otras palabras) sobre la revisión necesaria de la concepción del sujeto revolucionario. Lo que aquí se ha presentado como cambio de una dialéctica formal de la pura negatividad por una dialéctica empírica que incluya consideraciones de positividad es para Harich una feminización del sujeto revolucionario y de la misma idea de sociedad justa. Creo que lleva razón, porque los valores de la positividad, de la continuidad nutricia, de la mesura y el equilibrio -la “piedad”- son en nuestra tradición cultura principalmente femenina”.

Gramsci en México

Diego Rivera [México] Desfile del Primero de Mayo


Federico Piña Arce

Introducción

Con la caída del muro de Berlín y la gradual desaparición de los partidos comunistas en el mundo, para muchos ideólogos terminó la llamada “historia del marxismo”. El mundo se volvió unipolar y las “democracias” emergieron como alternativa a los problemas del mercado en sociedades en donde las cosas no salían tan bien. No sólo para los ideólogos sucedió este afortunado suceso. El fenómeno se presentó de manera más aguda entre los propios miembros de la antigua izquierda comunista, quienes no sólo se olvidaron de ella, sino que abjuraron de todo contacto y toda referencia a su pasado. La moda era presentar una cara “moderna”, “conciliadora”, “demócrata” ante una población, o la sociedad civil, expresión tan de gusto de los nuevos intelectuales, que parecía salir de las catacumbas y se acercaba a la “democracia”. Así, como por arte de magia los antiguos “sacerdotes” del marxismo se convirtieron a la nueva religión, la de “lo ciudadano”, del mercado, los medios de comunicación, el camino electoral.