14/12/10

Guernica, Picasso, Mandela y el Cuarteto de la Paz en París

Picasso / Guernica

Adornado por símbolos, Nelson Mandela y otros tres Premios Nobel de Suráfrica, el proyecto musical del Cuarteto de la Paz se presentó esta noche en un lugar mágico de París: el taller donde Picasso pintó Guernica. En realidad, la "premiere" del conjunto de cuerdas en Grenier des Grandes-Augustins, el caserón que sirvió de morada a Pablo Picasso (de 1936 a 1955), fue todo un regalo que también animó la actriz británica-francesa Charlotte Rampling. Para que la idea de llevar mensajes de paz y amistad al mundo, con la impronta del arte, tuviese mayor impacto, el lugar escogido resultó extraordinario gracias al decorado de 42 bocetos de Guernica del maestro malagueño en el entorno natural de 1937.

"Pensar en Picasso, también en Honoré de Balzac que concibió una de sus obras inacabadas en este mismo espacio ya es de por sí una emoción muy grande", dijo emocionada Rampling, la ex esposa de Jean Michel Jarre. Empero el telón de fondo era simplemente la justa medida del sobrio y exquisito espectáculo. La iniciativa que cobró vida en 2004 para celebrar el décimo aniversario de la instauración de la democracia en Suráfrica, estaba marcada por la pasión.

Vehemencia en todo caso creativa a partir del luthier Brain Lisus, un prestigioso diseñador de instrumentos musicales, que junto a sus colegas Sharon Peddie y Vincent Lourens, hizo realidad el sueño.

Los violines, como explicó David Juritz, primer solista, tienen grabados detrás una dedicatoria a Albert John Luthuli, el reverendo Desmond Tutu y al ex presidente Frederik de Klerk. Luego, el violoncelo, con la inscripción Esperanza, a Nelson Mandela.

En diálogo con Prensa Latina, David Daitz, director del programa Quartet of Peace, comentó que el propósito es asimismo recaudar fondos caritativos para destinar al desarrollo musical de los niños: "No aspiramos a descubrir los grandes talentos, sino a tocar los corazones de pequeños sometidos a situaciones de guerra, de conflictos y de pobreza, para que puedan hallar un camino alternativo con el arte", destacó, y añadió que en 2011 tienen planes de presentarse en América del Norte, Noruega y en un concierto de honor para los cuatro Nobel de la Paz del país africano en Johannesburgo en la residencia de Mandela.

Estamos abiertos a cualquier país y en especial nos agradaría mucho poder hacer una gira por América Latina, acotó. Entre línea del cubismo en las paredes, el lenguaje del pentagrama de Juritz, Suzanne Martens, Gareth Lubbe y Peter Martens en las interpretaciones de Ravel (Cuarteto de cuerdas en fa mayor), Uxolo, clásico del surafricano Eugene Skeef y fragmentos de Bach.