3/11/10

Delicia de Cuba para el mundo: el mojito



El mojito es una bebida alcohólica refrescante proveniente de Cuba, que se ha difundido por todo el mundo y como consecuencia de ello es preparado con ciertas variaciones, muchas de ellas poco recomendables. Posiblemente el antecedente de este coctel es una bebida llamada “draque”, con la diferencia que éste es preparado con aguardiente de caña El mojito es hecho con ron blanco. Quien popularizo a nivel mundial esta bebida fue el famoso novelista norteamericano Ernest Hemingway.

El mojito es una bebida refrescante, dulce y con alcohol. Se puede preparar en cualquier momento es especial para relajarse y disfrutar de un buen trago. Pero el mojito no es para emborracharse y perder el control, debe ser medido, lento y disfrutado con pasión: es un verdadero acto de amor.

Los ingredientes que se necesitan para hacer esta rica bebida alcohólica son: una ramita con hojas de yerbabuena (6 a 10 hojas), 1 copita de jugo de limón, azúcar blanca al gusto (en algunos casos especifican que son 2 cucharadas). Pero hay otros ingredientes que son básicos y que no aparecen en ningún recetario: se necesita una buena dosis de alegría, la cantidad no importa; tiempo a discreción, porque los momentos gratos no pueden obedecer al cronometraje y entusiasmo, que a veces es difícil de conseguir.

El secreto de la preparación de un buen mojito estriba, no sólo en la correcta medición de los ingredientes, para evitar sorpresas, sino en la interacción con la persona a quien se ofrece. El mojito nos permite agradar a nuestro contertulio y devolverle así cualquier atención que haya tenido contigo. Los ingredientes materiales son los siguientes: hielo picado, media taza de ron blanco, media taza de agua carbonatada (soda o agua mineral con gas) y amargo de Angostura. Disponer de una cuchara, un mezclador y un vaso alto.

Para la preparación de esta bebida, lo primero que hay que hacer es triturar en un mortero las hojas de yerbabuena colocada sobre el azúcar. Si no se dispone del mortero, hacerlo directamente en el vaso alto. Luego, agregar el jugo de limón y mezclar todo con gran esmero. A esta mezcla se le agregan dos copas de ron (o media taza) y los cubos de hielo y se mezcla. Es recomendable, por diversas razones, servir el hielo tipo “frappé”. Para concluir, se le agrega el agua mineral con gas o el agua carbonatada (lo que llamamos “soda”) y seguir mezclando, sin agitar demasiado el vaso. Detalle final: dos o tres gotas de amargo de Angostura.

El mojito cubano es una bebida dulce pero alcohólica, que debe ser tomada con moderación. Para una correcta preparación, se deben utilizar ingredientes frescos y naturales para que el sabor sea óptimo.

Consejo final: cuidar mucho la presentación de la bebida.

¡Salud!