15/10/10

Reactivar las negociaciones en el Sáhara Occidental


Víctor M. Carriba

Luego de varios meses de férreo estancamiento, diversos anuncios y acciones concretas imprimen hoy una nueva dinámica en Naciones Unidas al tema del conflicto en el Sáhara Occidental.

El primer paso en esa dirección será la reunión programada para el próximo fin de semana en Rabat entre el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el rey Mohamed VI, de Marruecos, aunque la agenda a tratar se mantiene bajo discreción.

Ambos dirigentes conversaron en Nueva York hace tres semanas, cuando el primero insistió ante el monarca sobre la necesidad de reanudar los contactos informales con el Frente Polisario.

En esa ocasión, el titular de la organización mundial consideró insostenible el actual status-quo en ese territorio y convocó a adoptar medidas que despierten la confianza entre las partes enfrentadas, según informó una nota oficial.

Otra señal de movimiento en torno al conflicto fue la anunciada gira que el enviado especial de la ONU para el Sáhara Occidental, Christopher Ross, iniciará el lunes por la región para tratar de reanudar las negociaciones entre las partes.

Ese emisario se entrevistará con las autoridades de Marruecos y el Frente Polisario, además de Mauritania y Argelia, países vecinos del territorio saharaui, ocupado por fuerzas marroquíes desde 1976.

Según el vocero oficial de la ONU, Martin Nesirky, el propósito principal de esos intercambios es la reanudación de las pláticas informales, paralizadas desde febrero pasado. Por otro lado, el Comité de Descolonización de la ONU aprobó el pasado lunes un proyecto de resolución sobre el Sáhara Occidental que debe ser sancionado por la Asamblea General.

El texto respalda el proceso de negociaciones entre Marruecos y el Polisario para "lograr una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable que conduzca a la libre determinación del pueblo" saharaui.

Asimismo, llama a todas las partes y los Estados de la región a cooperar para un arreglo, reafirma la responsabilidad de la ONU en la materia y ratifica el derecho inalienable de todos los pueblos a la libre determinación y a la independencia.

Fuente: Prensa Latina: http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=228556&Itemid=1