16/10/10

España: Quiso que la enterraran como atea… ¡y no se pudo!


Una familia denuncia las trabas sufridas para enterrar a una mujer atea sin la presencia de símbolos religiosos

Tener un funeral sin símbolos religiosos en España es un calvario". Camelia Casas enterró a su abuela, Teresa Morán Tudó, fallecida a los 99 años, el pasado 21 de septiembre, después de sortear un rosario de situaciones en las que "la cruz católica estuvo presente en todo momento". Y ocurrió pese a la insistencia de la familia por tener un duelo acorde al pensamiento que defendió la abuela Tere durante toda su vida: "Era atea, activista, luchadora, afiliada al Partido Comunista de España (PCE) y militante desde 1931, cuando ingresó en las Juventudes", recuerdan. Pero su duelo estuvo plagado de cruces: en la esquela, en el tanatorio y en féretro.

[…] una gran cruz católica de madera noble y de un metro y medio de altura presidía la sala de Tere. "La ponemos por defecto, porque en el 95% de los casos el entierro se realiza siguiendo el rito católico", justificó días después un portavoz de la empresa que gestiona el centro.

"Ponemos la cruz por defecto", explica un portavoz del tanatorio

"El problema es que vivimos en una sociedad en la que se da por supuesto que somos todos católicos. Pero, ¿tanto cuesta preguntar si queremos símbolos religiosos?", se quejó Camelia, apelando al artículo 16 de la Constitución Española: "Ninguna confesión tendrá carácter estatal".

Nuevas cruces

El hijo de Tere había manifestado previamente a la empresa funeraria gallega que no querían la presencia de símbolos religiosos. "Si la funeraria no nos avisa, no lo sabemos hasta que llega la familia", justificó el portavoz del tanatorio. Tras el apercibimiento, el gran crucifijo que se erigía en la estancia se retiró de inmediato. También el faldón, que tapaba la camilla bajo el sepulcro, con una reluciente cruz dorada bordada sobre tela de terciopelo negro.

La fallecida, del Partido Comunista de España [PCE], dejó dicho que quería un sepelio sin catolicismos

El colmo fue que la tapa del féretro estaba coronada con un Cristo. "Les pedimos que lo retirasen, pero fue complicado", recuerda Camelia. La figura se pudo desatornillar, pero el crucifijo estaba anclado a la cubierta. "La tapa no la podemos retirar porque va amarrada al féretro. Si la arrancamos, no sabemos las consecuencias", advirtió un responsable de la empresa. Pero la voluntad de Tere pesó más. El féretro no resultó dañado, pero quedó la marca del barniz.

Antes de morir, la mujer dejó claras dos voluntades: que la bandera con el logotipo del PCE cubriera su féretro y que estuviese acompañado por una corona de flores de sus compañeros de partido.

A pesar de su militancia, Tere permaneció durante toda la dictadura franquista en España. En 1945, la detuvieron por auxiliar a compañeros del PCE fugados. Tras cumplir una pena de cuatro años de prisión, se refugió en su familia, a la que narró mil y una veces cómo fingía desmayos, para no tener que acudir a las misas de la cárcel, obligatoria en las prisiones en la década de 1940. "Y del mismo modo que los curas pasaban por delante de los pelotones de fusilamiento con un Cristo para que los condenados lo besasen, en la cárcel también se lo ponían. Pero ella y otras reclusas se rebelaron", valora Camelia.

El último tropezón religioso lo encontraron en la esquela que salió publicada el mismo día de su muerte en el periódico El País. A pesar de no ser un diario conservador y de la insistencia de la familia, en la esquela apareció dibujada una nueva cruz. El medio derivó las responsabilidades en la empresa que realiza los textos fúnebres, pero dos días después publicó una nota de disculpa y una nueva esquela, al fin, sin crucifijo.

Algunos comentarios

1. Que malos son, no pueden soportar que alguien no se crea sus supersticiones y no se conforman con joderte la vida, te siguen hasta joderte también la muerte. Descanse en paz, como diría José Saramago, parece ser que No creyó en Dios, no lo necesito y además fue buena persona. Salud y Republica.

2. Una mujer admirable. Ciertamente, el daño que ha hecho y sigue haciendo la religión no es mensurable.

3. Pero nadie será despedido por esto, imaginad la que se hubiese liado si cometen el error al contrario, poniéndole una bandera comunista a un católico de comunión diaria. Despido fulminante seguro

4. La única verdad que ha dicho la iglesia es que su Dios está en todas partes... y no hay manera de quitárselo de encima. Cuándo se dará cuenta la gente que enterrar con una cruz es como enterrar con la marca de la cicatriz de Harry Potter.

5. Me imagino que más de uno ya estaría cavando una fosa en una cuneta, creyendo que es ahí donde se entierran a este tipo de personas.

6. Una amiga hace poco fue a un entierro en Escocia que realizaron en la modalidad funeral humanista […] cuando alguien muere se organiza el funeral según sus creencias […] se suele dar un servicio humanista que realiza una pequeña ceremonia con sus allegados, siguiendo en su caso los gustos del difunto [quien conoció a] su esposa en una discoteca [y por cuanto] amaban la música de AC/DC eligieron la canción "We salute you" de dicha banda para despedir el féretro cosa que en general se encontró muy apropiada y emocionante.

7. Evidentemente la Iglesia Católica en España no aparece con Franco pero el franquismo trunca la posibilidad de que España evolucione hacia un modelo de sociedad moderno laico, que es lo que pretendía la República. Bien al contrario, el franquismo refuerza la intromisión de la Iglesia Católica hasta niveles nunca vistos en la Europa del siglo XX. Eso es lo que estamos pagando todavía hoy en día.

8. Todo un ejemplo de honradez y dignidad. Por desgracia, he pasado por luchas similares para conseguir que mi hijo no reciba el aberrante adoctrinamiento católico que estoy pagando y sé lo que es enfrentarte con el radicalismo de los fundamentalistas.

9. El Estado uruguayo es laico oficialmente desde 1917, si bien el proceso de secularización es bastante anterior (los cementerios en 1861, la educación pública es laica, gratuita y obligatoria desde 1876 -aunque hasta 1909 se enseñó religión en las escuelas públicas -, el matrimonio civil como el único válido también es de esa época, en 1906 se retiraron todos los símbolos religiosos de los hospitales y en 1907 se promulgó la ley de divorcio...). Lo más llamativo es que si bien se conservan algunos de los días festivos católicos, se les cambió el nombre: el 6 de enero es el Día de los Niños, la semana santa es la Semana de Turismo, el 8 de diciembre es el Día de las Playas, el 25 de diciembre es el Día de la Familia. Pero, aún así, hay que avisar para que no pongan símbolos religiosos en los ataúdes ni en las esquelas, lo que se hace sin problema. De todas maneras, es una lucha cotidiana, hay que estar alerta, porque -por ejemplo- no se ha logrado despenalizar el aborto, y cuando vino de visita Juan Pablo II se instaló una cruz de cemento, horrible y enorme, en una de las principales avenidas, y todavía no hemos logrado sacarla, por más gobierno de izquierda que tengamos!

10. Gracias Camarada por tu lucha y entrega, persona coherente hasta el final de tu vida. Tu ejemplo comunista es semilla de otros que buscarán otro mundo más justo y donde todas las personas seamos iguales

Fuente: http://www.publico.es/espana/341627/via-crucis-en-el-duelo-a-una-comunista