18/9/10

Mario Benedetti, entre la ternura y la revolución

Foto: Mario Benedetti
El 14 de septiembre Mario Benedetti hubiera cumplido 90 años, momento en que la Fundación con su nombre ha aprovechado para editar nuevos trabajos sobre él
Mario Benedetti hubiera cumplido 90 años el 14 de septiembre. La realidad es que hace algo más de un año que ya no está y que con motivo de tal efeméride, su noventa aniversario, diferentes trabajos, algunos inéditos, verán la luz para conmemorar su figura y su obra.
El escritor uruguayo muy pronto, con sólo 4 años, se trasladó a Montevideo, ciudad que tendrá una importancia capital en su vida personal, profesional y también artística. Tras una carrera académica entrecortada, a veces por motivos económicos familiares, y tras desempeñar variados trabajos (taquígrafo, contable y funcionario) , se adentrará en el mundo del periodismo y de la literatura.
A partir de ese momento empieza a colaborar en muy diferentes revistas (Marcha, Número, Tribuna Popular, etc..) y contrae matrimonio con la que será el amor de su vida Luz López Alegre. Por entonces comienza a escribir sus primeros cuentos, recogidos en “Montivedanos”, y su primera novela ( “Quién de nosotros”). Benedetti siempre ha llamado la atención por moverse por todos los géneros literarios y por entremezclar tonos y estilos, una consecuencia de su necesidad de contar historias.
Su afiliación política que ya se estaba destapando, tiene sus primeros problemas con el visado en Estados Unidos, toma un impulso y acaba dando forma a sus primeras proclamas por medio de, como tantos otros, el influjo que crea en él la Revolución Cubana y la posibilidad de hacer plausibles las esperanzas de cambiar el mundo.
Poco después escribe su obra, al menos narrativa, más importante y consagrada. “La tregua” es un estupendo libro en el que se acerca a esa vida gris y sin alma de un hombre de trabajo rutinario y que encuentra una escapatoria eventual en la relación con una mujer joven. La obra supuso el reconocimiento internacional del autor uruguayo y su “despegue” definitivo, tal y como demuestra en su siguiente obra, esta vez más reivindicativa “Gracias por el fuego”.
Posiblemente sea en la poesía donde Benedetti ha destacado y es su práctica más conocida. Su primer poemario de enjundia es “Poemas de la oficina”. A partir de ahí su creación será muy continuada y será el poseedor de una voz y estilo característico y novedoso, entremezclando el compromiso político, la ironía y el humor, un toque trágico latente y sobre todo la presentación de todo ello con un lenguaje popular y cercano.
Precisamente es esa forma de hacer versos lo que hace que muchos de sus poemas, como ”El sur también existe”, “El padrenuestro latinoamericano” o “Noción de patria”, sean considerados por muchos como auténticos himnos de una forma de escritura y de pensamiento. Tanto es así que diferentes cantautores, como Serrat o Nacha Guevara, han transformado sus escritos en canciones.
En los setenta, cuando su afiliación es más que notoria, se une junto al Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros para fundar el Movimiento de los Independientes del 26 de marzo que se integraría en el Frente Amplio, coalición de izquierdas. La llegada del golpe de estado le hizo renunciar a su puesto en la Universidad y a su posterior exilio.
De ahí en adelante comienza un periplo que le lleva desde Argentina, donde es amenazado por la Triple A, a Perú y acaba siendo en Cuba donde encuentra un lugar que le acoge, más tarde se trasladaría a Madrid. Permanecerá diez años alejado de su país, no será hasta la década de los ochenta cuando alterna sus estancias entre Uruguay y España. En su novela “Andamios” reflexiona sobre la situación vivida y el regreso a su hogar.
Sus últimos años de vida están jalonados de un reguero de premios, aunque también mantiene su ritmo de publicaciones como demuestra el poemario “La vida, ese paréntesis” y ya sobrepasado el año 2000 “Memoria y esperanza”, una recopilación de poemas, reflexiones y fotografías que resumen las cavilaciones del autor sobre la juventud. Los galardones cosechados son fruto de su calidad literaria, de su compromiso político y sobre todo de la humanidad que siempre demostró. Quizás este sea el punto más característico del escritor uruguayo, su capacidad para analizar con gran dosis de sensibilidad, siempre desde un punto de vista radical, los problemas del hombre, llegando a ser admirado y escuchado por aquellos que desconocían su persona o los que sin comulgar con su ideario admiraban su capacidad de análisis, siempre mezclado con humor y ternura.
El 17 de mayo del año pasado fallecía en su casa de Montevideo. Con motivo de su nacimiento un 14 de septiembre hace 90 años la Fundación Benedetti ha presentado una serie de eventos entre los que se incluye la publicación de varios libros. ’Biografía para encontrarme’ reúne 62 poemas inéditos del escritor y “A imagen y semejanza”’ es una antología póstuma que incluye 80 cuentos sobre diversos temas. Además, se creará el primer Premio Internacional de Ensayo Mario Benedetti. Todo ello para recordar la figura de un escritor que dejó huérfano al género humano de su arte y de su capacidad de análisis.