26/9/10

Elecciones en Perú: Izquierda vs. Derecha

Foto: Susana Villarán

Jorge Zavaleta Alegre

Del 3 de octubre hasta el 10 de abril del 2011, los peruanos participarán en dos grandes procesos para renovar alcaldes y gobiernos regionales, y luego parlamentarios y presidente de la República. Esta secuencia ya revela un notable viraje hacia los candidatos de izquierda, siguiendo la marea rosada de Sudamérica.

“Basta ya de corrupción. Basta ya de impunidad. Basta ya de contemplación. Terminemos recuperando la dignidad, con la Democracia”, reza la canción con ritmo andino, compuesta por músicos ligados a los Derechos Humanos y que está calando en varias emisoras comunitarias, en un país balcanizado por 61 mil poblados, 1834 distritos, 195 provincias y 25 regiones.

Los electores, en su mayoría jóvenes, sienten que el Estado ha perdido vigencia, a tal punto que la economía de mercado opera con escasa o nula regulación, que solo ha generado inversión extranjera en minería, gas y concesiones. Pero el pueblo sufre escasez de empleo y de servicios de salud y educación, entre otras limitaciones, intensificadas por la crisis financiera internacional.

Los indicadores macroeconómicos del oficialismo inciden en el crecimiento constante, pero no se aclara que el PBI arroja profundas desigualdades en el ingreso nunca vistas en la historia.

El 3 de octubre también sufragarán los peruanos residentes en el exterior, en referéndum que permitirá aprobar o desaprobar la devolución del dinero de un cuantioso Fondo de Vivienda de los trabajadores, gastado en otros propósitos.

La corrupción es el tema recurrente. La prensa revela que 674 candidatos a alcaldes, presidentes y consejeros regionales, tienen amplio prontuario policial. Los casos van desde terrorismo, violación sexual, drogas, hasta robo. Hay 723 imputaciones a los aspirantes, según el Ministerio del Interior, que aún son materia de investigación.

En Lima, los dos principales candidatos de la derecha a la Alcaldía Metropolitana – Alex Kouri (postulación tachada por el Jurado Nacional de Elecciones), y Lourdes Flores, del Partido Popular Cristiano - han sido descubiertos, respectivamente, por mantener estrechas relaciones con miembros de la mafia Fujimori - Montesinos (ambos presos), y propietarios de líneas de aviación, acusados de narcotráfico y lavado de dinero.

Susana Villarán, socióloga y periodista, ligada a la izquierda desde su juventud, lidera el Partido Fuerza Social. Ella trabajó muy cerca de Alfonso Barrantes Lingán, líder que en la década del ochenta logró la alcaldía limeña y en las elecciones generales llegó a la segunda vuelta, pero se retiró de la contienda por la ambición y el fraccionamiento de los aliados, y la emergencia de sectores violentistas. La aparición del MRTA y Sendero Luminoso y la consiguiente represión militar y policial, causaron unos 70 mil muertos, según la Comisión de la Verdad y la Reconciliación.

La inminente victoria de Susana Villarán Metropolitana, según las encuestadoras, marcará definitivamente un giro político en todo el panorama nacional, por efecto del centralismo capitalino y como condena a la derecha neoliberal.

Ciudad e invasiones

El Perú debe recuperar la capacidad de desarrollar la ciudad. El crecimiento de las urbes no debe ser consecuencia de las invasiones sino de una participación del Estado, para no crear una “anarquía formal”. Los alcaldes deben exigir al Congreso de la República normas que les den poder para guiar el desarrollo urbano.

Estos son conceptos del Decano del Colegio de Arquitectos del Perú, Javier Sota Nadal, que están presentes en estos comicios municipales.

Igualmente, los participantes y ganadores de la Bienal de Arquitectura “Todas las Regiones”, realizada en Arequipa, señalan que esta cita nacional ha rescatado el valor de la Arquitectura local.

El ideal para el Perú sería que estos alcaldes entiendan que su principal responsabilidad es guiar el desarrollo urbano. Pero la inversión inmobiliaria que se concreta en edificaciones, en urbanizaciones o edificios tiene que ser una actividad fuertemente regulada. Los nuevos alcaldes tendrán que limpiar las alcaldías de los funcionarios que son lábiles a la corrupción.

Estos principios son compartidos por los candidatos de Fuerza Social. La socióloga Julia (Lula) Paniagua, desde el distrito limeño de Lince, argumenta que los alcaldes deben mantener un dominio sobre los espacios públicos y sobre el proceso de urbanización, de tal manera que el crecimiento no sea por invasiones.

Lula anuncia que los centros de información pública, significarán la modernización de las administraciones, articulando gobierno, cámaras de comercio, bibliotecas, instituciones culturales, y generar una corriente sólida de rescate del Centro Histórico de Lima, que fue abandonado por los ricos, a diferencia de los franceses que han convertido París en una capital europea atractiva para todos sus habitantes y los turistas.

Para las elecciones generales del 2011 se perfilan las propuestas del ex presidente Alejandro Toledo, quien anuncia un modelo de centro izquierda; Ollanta Humala cuya inminente victoria en el 2006 fue arrancada en segunda vuelta por García Pérez prometiendo lo contrario de lo que ha hecho estos cuatro años.

La nueva tendencia política, resta posibilidades a la candidata Keiko Fujimori, hija de quien emergió en 1990 de los escombros de un país devastado, y que entronizándose en la anti política, convirtió al Perú en una dictadura corrupta, estructura conservada y ampliada por el régimen aprista. La candidatura del actual alcalde limeño Luis Castañeda, también militante de la derecha, no tendría la soñada victoria, pese a la profusa inversión pública.

Fuente: http://www.argenpress.info/2010/09/elecciones-en-peru-izquierda-vs-derecha.html