2/8/10

Karl Marx en Sendai

Pintura japonesa en la que se representa a samurais en la guerra
Jens Grandt
Pues sí, los japoneses son en verdad auténticos espíritus alemanes, unos románticos. Cuando toman al asalto el castillo de Heidelberg con sus cámaras fotográficas o, fascinados, toman apuntes en uno de los salones de Goethe, uno no puede más que admirarse de la intensidad con la que se abren a nuestra cultura europea. Como cuando hacia el final de un simposio con profesores japoneses en Kioto cantan al unísono con sus colegas alemanes “Am Brunnen vor dem Tore”. [1] ¡Y no estamos hablando de germanistas sino de economistas! Si esta escena tiene lugar es porque han leído a Marx. Porque quieren leerlo en su idioma original: un diccionario y una gramática alemana a su izquierda y El capital a su derecha. Y lo leen tan a fondo que han podido encontrar errores en las ediciones existentes de las Obras completas de Marx y de Engels. ¡Que lo intente alguien en japonés si se atreve!
Izumi Omura tenía veinte años cuando tuvo en sus manos por primera vez un libro de Marx. Hoy es profesor de Economía política en la Universidad Tohoku de Sendai y uno de los editores de las fuentes de los escritos de Marx y Engels en la nueva edición de las Obras completas de Marx y Engels (MEGA, por sus siglas en alemán). No es el único descifrando los jeroglíficos garabateados por el economista de Palatinado. Ningún otro país tiene tantos catedráticos rojos en sus mejores universidades.
  
Un estudio de la recepción de Marx único en su especie
En su estudio Marx global, Jan Hoff ha examinado las distintas escuelas del marxismo en Europa, Asia y ambas Américas, un estudio único en su especie en el mundo editorial alemán sobre la recepción de Marx (Akademie Velag, Berlin, 2009, 345 páginas, 49'80 euros). Hoff dedica un extenso capítulo a la influencia de Marx y Engels en la vida intelectual japonesa. Una cuestión central en Japón ha sido, como en el resto del mundo, la de qué es el valor y cómo y en qué nivel del proceso de reproducción tiene lugar, y cómo modifica su forma (mercancía, dinero, capital, crédito): un exhaustivo y disputado campo de estudio. Más de dos generaciones han trabajado en ello siguiendo la llamada escuela de Kozo Uno. [2] Uno y sus seguidores intentaron completar lo que Marx tuvo por imposible, concretamente presentar un sistema completo de la sociedad capitalista en su estado “puro”, uno que valiese para todos los países y para “los modernos”. Querían, yendo más allá de Marx, “la cosa misma”, realizar la “teoría de la sociedad capitalista pura”, como reza el subtítulo de la principal obra de Uno.  

Izumi Omura prefiere sin embargo atenerse a los escritos originales. Aunque desde 1928 existe más de una edición japonesa de las Obras completas de Marx y Engels en tres volúmenes, la nueva MEGA, editada por la Academia de las Ciencias de Berlín-Brandenburgo, abre un abanico completamente nuevo de posibilidades en el estudio de los escritos originales. Una quinta parte de las copias editadas de la MEGA se exportarán a Japón, con el gratificante efecto secundario que se apreciará aún más el alemán como idioma científico. Inconcebible: mientras aquí [en Alemania] se duda si continuará la MEGA o no, 1.500 académicos japoneses han firmado una petición de apoyo.
Colaboradores que muestran interés
Tanto los tres brillantes volúmenes dobles con los escritos originales de Marx del segundo libro de El capital como la redacción y las galeradas de Engels se han preparado principalmente en Sendai y Tokio. No faltan los colaboradores interesados en el proyecto. La Sociedad Académica para el estudio de la Economía Política cuenta con 800 profesores entre sus miembros –aunque cueste de creer, se les reconoce en otros muchos lugares– y todos son en mayor o menor grado marxistas. Si fuera aquí, en Alemania, ¡ya habrían intervenido la policía política y los jueces del Constitucional!     
Notas
[1] Poema de Wilhelm Müller (1794-1824) musicalizado por Franz Schubert y popularizado en adaptación de Friedrich Silcher.
[2] Kozo Uno (1897-1977) está considerado uno de los economistas marxistas más importantes. Su principal objeto de estudio fue la teoría del valor. Thomas T. Sekine (1933) y Makoto Itoh (1936) son sus principales discípulos. 
Jens Grandt es un filósofo alemán, autor del libro Ludwig Feuerbach und die Welt des Glaubens (Feuerbach y el mundo de la creencia), 2006.