Cargando...

31/1/15

Sobre el vacío de un encuentro: Althusser lector de Maquiavelo

Louis Althusser ✆ A.d.
Filippo del Lucchese   |   El “encuentro” –esta palabra repetida “sin tregua” por Marx- empuja a Althusser a medirse con Maquiavelo. Un encuentro plenamente “italiano”, gracias a una cegadora belleza siciliana, atravesando la Romaña de Cesar Borgia 1: primero Gramsci, pero inmediatamente después Maquiavelo 2. Un encuentro aleatorio y contingente, y sin embargo necesario. Sobre todo, un encuentro muy extraño. No por el “qué” sino por el “cómo”, por el modo en que Althusser decide “comprometerse” con el pensamiento de Maquiavelo. Althusser es un filósofo que se distancia de la filosofía:
Cuanto más lo veo, más me convenzo, por cierto que a mi pesar, de que no soy un filósofo. Y sin embargo, sería necesario serlo, porque serlo es, en adelante, posible y necesario. Pero, no lo seré yo. Sé demasiado poco, y ya no tengo tiempo de aprender. Yo soy un agitador político en la filosofía. Sin duda que también hace falta agitadores, para abrir vías. Otros, más jóvenes, mejor equipados de conocimientos de todo género, serán el filósofo que yo no pude ser.3
Por tanto, “este” Althusser pretende hacer de Maquiavelo –es decir, de alguien que manifiestamente no es un filósofo en sentido tradicional– justamente un filósofo o, al menos, un teórico. Maquiavelo es ajeno al mundo de los conceptos “clásicos” de los filó-sofos: de este modo se abre el curso de 1962, el primer escrito que le dedica4. A su pensamiento –aquí está la paradoja– que “rezuma” sentido teórico, los filósofos le niegan cualquier alcance teórico. Y es aquí donde empieza el desafío. Esto plantea la necesidad –dice Althusser– de redefinir nada menos que la “naturaleza misma” del objeto teórico en los clásicos:

30/1/15

Teoria della storia e filosofia politica in Gramsci attraverso un confronto col marxismo di Antonio Labriola

Antonio Gramsci
Rorty Weber Putnam
Marco Vanzulli   |   Ogni qualvolta si parli di Gramsci non si può dimenticare la natura letteraria particolarissima dei Quaderni del carcere, il loro carattere aperto, di riflessioni intorno a dei progetti di ricerca, in cui sono definite e precisate, nel corso degli anni in carcere, le nozioni portanti del pensiero maturo del politico sardo. Gramsci crea in questo modo un insieme complesso di teorie, forse non in tutto armonizzabili a sistema, nonostante esse si richiamino l’una all’altra, fino ad essere quasi aspetti l’una dell’altra (egemonia, società civile, blocco storico, guerra di posizione ecc.) nel tentativo di raggiungere una concezione unitaria della realtà storica e sociale fino a definire una specifica filosofia politica, la filosofia della praxis. Non è però certo che queste teorie abbiano sempre una risposta univoca e allora, per comprendere meglio la teoria gramsciana della società e della storia, è necessario risalire anche agli scritti precedenti il carcere e fare riferimento agli elementi della formazione intellettuale gramsciana.

Trattare di Labriola e Gramsci richiederebbe imprescindibilmente mettere a fuoco il ruolo svolto da Croce e Gentile, la loro «mediazione» nell’appropriazione o nell’assimilazione, o, meglio, nella riproposizione, del pensiero di Labriola da parte di Gramsci nei Quaderni. E molto di più di questo, andrebbe valutata ancora la questione del ruolo svolto dai due neoidealisti italiani (congiuntamente a quello di altre posizioni idealistiche, specialmente Sorel, Bergson e il pragmatismo) nella genesi della concezione gramsciana della storia e della sua teoria della storia marxista. 

Gramsci y la sociedad – De la crítica de la sociología marxista a la ciencia de la política

Antonio Gramsci
✆ Pietro Picciau
Fabio Frosini   |   En los Cuadernos de la cárcel la crítica de la sociología conduce a la elaboración de una “ciencia de la política”. En este ensayo se muestra cómo esa crítica —que nace como intervención política en el contexto del comunismo de la Tercera Internacional— se entrelaza con los nudos cruciales de la reflexión de Gramsci, como la relación entre teoría y política (y el estatus de la teoría) y entre filosofía e ideología, y los conceptos de necesidad histórica, ley y ciencia. Se muestra cómo el resultado de la investigación consiste, para Gramsci, no tanto en el rechazo de la idea de una legalidad social, sino en la redefinición de la “ley” social e histórica en términos de “regularidad”, noción en la cual se sintetizan voluntad política y necesidad económica.

Cuestiones de método

En este escrito quiero examinar algunos aspectos del legado manuscrito de Antonio Gramsci. Como es de sobra conocido, tras su encarcelamiento (8 noviembre 1926) con una condena a 20 años, 4 meses y 5 días de prisión (4 de junio de 1928) por los delitos de conspiración, instigación al cambio violento de la Constitución del Estado y de la forma de gobierno, incitación al odio entre las clases (y varios delitos menores) y el sucesivo traslado a la “casa penal especial” para “detenidos que sufren enfermedades físicas y psíquicas” de Turi di Bari (a donde fue enviado tras una visita médica), Gramsci obtuvo el permiso de tomar apuntes. En el momento de su muerte (el 27 de abril de 1937) dejó 29 cuadernos de apuntes, que después de la guerra fueron publicados (entre1949 y 1951) por Palmiro Togliatti y Felice Platone en una edición temática, 1 y finalmente en 1975 Valentino Gerratana publicó la edición crítica con el título de Cuadernos de la cárcel. 2 A diferencia de la primera edición, ésta presentaba el manuscrito original completo, publicando los 29 cuadernos, tal y como fueron escritos por el autor, en un orden cronológico establecido por el compilador a través de diversos indicios directos e indirectos.

28/1/15

Podemos e Izquierda Unida: el partido orgánico de la revolución democrática en España

Gramsci distinguía entre los partidos-institución y el partido orgánico 
Los procesos de ruptura y de restauración están siempre presentes y nada garantiza el triunfo futuro de los partidos, según Gramsci

Manolo Monereo   |   Que se está construyendo acelerada y sistemáticamente el partido antiPodemos no hay ninguna duda. Basta mirar los medios de comunicación y se verá con mucha claridad que todo está ya permitido. Se trata de confundir, desviar y convertir a esta fuerza política en algo contrario a lo que es. La idea que hay detrás es simple: todos somos iguales, es decir, todos robamos, nos aprovechamos de los bienes públicos y nos corrompemos en el ejercicio de nuestras responsabilidades. El asunto es tan evidente que se persigue y se pone bajo sospecha a otras personas que, estando en IU, defienden la convergencia con Podemos. Los casos de Tania Sánchez y Alberto Garzón son muy conocidos.

Lo que hay es que los partidos y las fuerzas del sistema intentan liquidar a aquellos que los ponen en cuestión. Aquí aparece una idea que tiene mucho que ver con la concepción del Partido que tenía Antonio Gramsci. Como es conocido, el comunista sardo distinguía entre los partidos-institución y el partido orgánico.

25/1/15

Una lectura gramsciana del marxismo latinoamericano

Antonio Gramsci ✆ Mauro Biani 
Daniel Sicerone Podesta   |   El siguiente trabajo toma como tema central la posibilidad o pertinencia de re-pensar al marxismo latinoamericano desde la filosofía política de Antonio Gramsci, siempre desde una lectura en clave revolucionaria del mismo. Se comienza a dilucidar acerca de categorías gramscianas básicas para entender a América Latina, y la relación que tienen estas con tal región. Estas categorías, como Occidente y Oriente, Sociedad Civil, Sociedad Política, Guerra de Maniobra, Guerra de Posiciones, serán concebidas en la primera parte, intentado desarrollarlas desde la comprensión de Gramsci y será el punto de entrada para elaborar el siguiente apartado. El mismo se relaciona con el establecimiento del marxismo en perspectiva sociológica y perspectiva filosófica,  y de allí entender las categorías de Occidente periférico y otro Occidente, una de carácter sociológico, y otra de carácter filosófico.

En el siguiente apartado se concibe a la aplicación y pertinencia del método marxista de análisis de la sociedad del Occidente periférico, aunque se utilizará el concepto de capitalismo periférico. En ella se comprenderá la lógica de la centralidad y la periferia, siendo en el anterior apartado dilucidado la estructura ontológica de tal opresión. Se tomará en cuenta la relación dialéctica entre la cuestión nacional y la cuestión social, y cómo ellas han estado presentes en la perspectiva marxista de Gramsci. De allí, se aterrizará directamente en el marxismo latinoamericano y el concepto de desarrollo desigual y combinado como forma de concebir a las sociedades atrasadas en sus aspectos de construidas en base a la presencia de diversas formaciones sociales, pero siempre desde la predominancia de un núcleo capitalista. De allí se comprenderá la pertinencia del marxismo latinoamericano y su relación con el pensamiento marxista de Gramsci.

17/1/15

Gramsci y la traducción | Génesis y alcances de una metáfora

 “Cada vez que la cuestión de la lengua aflora de una u otra forma, significa que se están planteando otras preguntas: la formación y el crecimiento de una clase dirigente, la reorganización de una hegemonía cultural, la necesidad de establecer una relación más estrecha entre los intelectuales y las masas.” | Antonio Gramsci, Literatura y vida nacional

Mariano Zarowsky   |   La reflexión sobre la actividad de la traducción como metáfora para dar cuenta del trabajo de creación teórica que daría singularidad al marxismo latinoamericano, y también sobre la actividad de los traductores en tanto figuras privilegiadas para estudiar los procesos de circulación internacional de las ideas y por ende de mediación cultural, ha mostrado su productividad en el campo reciente de la historia intelectual del marxismo en el continente. O bien se ha trabajado sobre la traducción como uno de los indicadores y puertas de entrada para la comprensión de los procesos socioculturales de recepción del marxismo en América Latina, o bien, desde otro énfasis, haciendo uso de su sentido metafórico, para dar cuenta de los casos en que se asiste a una producción teórica marxista novedosa o, de otro modo, latinoamericana.

6/1/15

Syriza, Podemos y la curiosa resurrección de Palmiro Togliatti

Los funerales de Togliatti (Fragmento) ✆ Renato Guttuso
Juan Dal Maso   |   Durante el último tiempo han venido creciendo las expectativas por las experiencias de Syriza y Podemos, sobre todo ahora que parece que dentro de muy poco Syriza podría ganar las elecciones en Grecia.  En este caso, me interesa analizar un fenómeno ideológico ligado a estas expectativas que es el interés en parte de cierta izquierda por "revalorizar" la experiencia del comunismo italiano de la segunda posguerra, o sea, el Partido Comunista de Italia, dirigido por Palmiro Togliatti y un grupo de fieles servidores, en general y la tentativa del "eurocomunismo", encabezada por Enrico Berlinguer en los '70, en particular; es decir la estrategia de desarrollar partidos comunistas con base de masas, con una política "populista" o "de clases medias" y con la perspectiva de llegar al poder por elecciones o integrar gobiernos surgidos de estas, en los marcos de la democracia capitalista. 

31/12/14

Año Nuevo | Que cada mañana sea para mi año nuevo, para echar cuentas conmigo mismo y renovarme cada día

Antonio Gramsci   |   Cada mañana, cuando me despierto otra vez bajo el manto del cielo, siento que es para mi año nuevo. De ahí que odie esos año-nuevos de fecha fija que convierten la vida y el espíritu humano en un asunto comercial con sus consumos y su balance y previsión de gastos e ingresos de la vieja y nueva gestión. 

Estos balances hacen perder el sentido de continuidad de la vida y del espíritu. Se acaba creyendo que de verdad entre un año y otro hay una solución de continuidad y que empieza una nueva historia, y se hacen buenos propósitos y se lamentan los despropósitos, etc., etc. Es un mal propio de las fechas. Dicen que la cronología es la osamenta de la historia; puede ser. Pero también conviene reconocer que son cuatro o cinco las fechas fundamentales, que toda persona tiene bien presente en su cerebro, que han representado malas pasadas. También están los año-nuevos. El año nuevo de la historia romana, o el de la Edad Media, o el de la Edad Moderna. 

30/12/14

La democracia frente al miedo | Gramsci: las élites europeas, los poderes financieros y las elecciones en Grecia

Pablo Iglesias   | Decía Antonio Gramsci que el Estado es apenas una trinchera avanzada tras la que se asienta la robusta cadena de fortalezas y fortines de la sociedad civil. Robert Cox primero y la escuela de Ámsterdam después, adaptaron la teoría del genio sardo a las relaciones internacionales y a la comprensión de la Unión Europea, para concluir la existencia de unas elites transnacionales europeas vinculadas a poderes financieros capaces de dominar hegemónicamente la voluntad de cualquier Estado de la Unión, y no digamos ya de uno del Sur.

27/12/14

Gramsci, Wittgenstein & Sraffa su prassi, prassi produttive e crisi

1. Premessa                                  Guido Seddone

Lo stabilirsi di una procedura sociale dominante viene considerato spesso in ambito filosofico con sospetto per via del rischio di polarizzazione o accentramento di potere politico e finanziario da parte di forze o classi sociali spesso minoritarie. La fase successiva allo stabilirsi di una procedura sociale è la sua giustificazione che in ambito marxista è solitamente definita come Ideologia. Tale ideologia ha una base filosofica in quanto coinvolge e presuppone una coerente unità del pensiero e una concezione del reale che si differenzia dal senso comune per il fatto di non essere frammentata ed occasionale. Inoltre, l’elemento ideologico si concretizza sia attraverso teorie economiche e politiche sia attraverso un assetto istituzionale e legale che rende possibile la conservazione e stabilizzazione delle attività produttive e dei conseguenti equilibri sociali. 

23/12/14

El árbol del erizo | Cartas familiares íntimas de Antonio Gramsci

Ana Moreno Soriano   |   Buscaba otro libro en la estantería, pero encontré El árbol del erizo, de Antonio Gramsci. Lo había leído hace años, pero no me resistí a hojearlo de nuevo y, antes de darme cuenta, me había acomodado en un rincón del salón y estaba releyendo los cuentos y las cartas de Gramsci, las reflexiones de uno de los más importantes pensadores europeos, uno de los más grandes políticos de todos los tiempos.

Había nacido en Ales, en la provincia de Cagliari (Italia) en el año mil ochocientos noventa y uno; estudió en Cerdeña y en mil novecientos once obtuvo una beca para la Universidad de Turín. Allí entró en contacto con la prensa socialista, fue redactor del periódico Avanti! y, más tarde, fundó con Togliatti y otros compañeros, la revista L'Ordine Nuovo. Fue uno de los fundadores, en el año mil novecientos veintiuno, del Partido Comunista Italiano, del que sería secretario general en 1924.

20/12/14

La polémica de los intelectuales del PC de Argentina | La discusión sobre Antonio Gramsci

Foto: Alexia Massholder
Isidoro Gilbert comentó un libro sobre Héctor P. Agosti. La autora de la obra responde con esta nota sobre el uso dado al término ‘gramsciano’

Alexia Massholder   |    Bienvenida la polémica! Y por supuesto, el ejercicio de reflexionar no sólo sobre las prácticas culturales ajenas sino las propias. Tal fue el mérito de la crítica que Isidoro Gilbert publicara sobre mi libro El Partido Comunista y sus intelectuales. Pensamiento y acción de Héctor P. Agosti, en la edición impresa de ‘Ñ’ del 29 de noviembre pasado, Llevarme a la reflexión sobre mi propia práctica. [Esta nota fue publicada también en Gramscimanía  bajo el título El hombre que difundía a Gramsci].

No me detendré en recuperar todos los temas tratados en mi investigación, ni completar aquí los temas que aunque no están ausentes, efecti- vamente no fueron desarrollados por cuestiones formales que no cabe explicar aquí.