9/1/17

Gramsci y las revoluciones rusas a un siglo de distancia

Lenin & Gramsci ✆ Mario Tosto 
Massimo Modonesi

A 100 años de la revolución bolchevique y a 80 de la muerte de Antonio Gramsci cabe una reflexión en la intersección de ambas trayectorias, la de un acontecimiento que revolucionó la historia mundial y la biografía política e intelectual de uno de los más destacados pensadores marxistas del siglo XX.

Como puede apreciarse leyendo la antología de textos de Gramsci sobre la revolución rusa compilada y presentada por Guido Liguori y que será publicada en los próximos meses en italiano Gramsci se identificó críticamente tanto con el episodio revolucionario como con el proceso que le siguió. Ambas “revoluciones rusas” aparecen articuladas bajo una misma denominación historiográfica pero son distinguibles como lo puede ser la lucha de clase contra el Estado burgués y capitalista y la construcción de un Estado y una sociedad alternativa.

Entendiendo el Príncipe Moderno de Gramsci

Gramsci & Machiavelli ✆ Tonino Rizzi
Alberto Pinzón Sánchez

Tal vez parezca una necedad escribir sobre lo que tanto se ha escrito en el transcurso del tiempo hasta ahora, y desde tantos ángulos del entendimiento humano. Sin embargo, siempre existe una novedad entre tan compleja relación y es, en esta época del segundo decenio del siglo XXI marcada a hierro por la incertidumbre y la perplejidad que ha impuesto la mundialización del liberalismo, la relación teórico-práctica siempre actual, entre Gramsci y Maquiavelo.  

La bibliografía sobre Maquiavelo es enorme e interminable y sobre Gramsci ni se diga. Sin embargo, a pesar de lo fragmentario y disperso de las diversas notas gramscianas sobre el diplomático florentino, existen suficientes indicios y elementos interpretativos sobre los cuales se puede intentar traer a la actualidad el imperecedero e inmortal tema humano de la Política inaugurado por Maquiavelo, reinterpretado y actualizado por Gramsci.

29/12/16

Egemonia e pedagogia. Una critica delle interpretazioni di Gramsci

Massimo Baldacci

L’interesse pedagogico per il pensiero di Gramsci ha conosciuto una svolta circa mezzo secolo fa. Difatti, nel Convegno di Studi gramsciani di Cagliari, del 1967 1, sono presenti due sezioni a tematizzazione pedagogica: Educazione e Scuola in Gramsci (con una relazione di Borghi e interventi di Bertoni Jovine, Lombardi, Masucco Costa, Dentice di Accadia); Il problema dell’educazione e l’organizzazione della cultura, con relazioni di Manacorda, Lombardi e Vasoli.
Antonio Gramsci
✆ Duilio Di Giacomo 

Inoltre, sempre nel 1967, per i tipi degli Editori Riuniti, esce una ponderosa antologia del pensiero di Gramsci intitolata La formazione dell’uomo. Si tratta di una capillare raccolta degli scritti gramsciani inerenti alle questioni formative e scolastiche, a partire da quelli giovanili fino alle Lettere e ai Quaderni. La raccolta è preceduta da un’ampia introduzione del curatore, Giovanni Urbani, intitolata Egemonia e pedagogia nel pensiero di A. Gramsci. In essa l’autore propone un’organica interpretazione del pensiero di Gramsci, nella quale situa il «centro di annodamento di tutta la complessa problematica gramsciana» 2 nel concetto d’egemonia, e legge perciò la sua pedagogia in connessione con tale centro, dichiarando fin dall’inizio come «non sia possibile intendere lo speciale interesse che Gramsci mostra per i problemi della pedagogia […], né le soluzioni che prospetta sulla “questione scolastica”, se non si riconducono l’uno e le altre al problema politico» 3.

20/12/16

Perry Anderson, Gramsci y la Hegemonía

Perry Anderson
Juan Dal Maso

En el número 100 de New Left Review, publicado en julio/agosto de este año, Perry Anderson dedica un artículo a la valoración de la obra de los que considera los principales herederos de Gramsci: Stuart Hall, Ernesto Laclau, Ranajit Guha y Giovanni Arrighi. El artículo, titulado “The Heirs of Gramsci” , es sumamente interesante para retomar el debate sobre la cuestión de la hegemonía en el pensamiento de Gramsci, concepto cuyos alcances exploraron y ampliaron en distintos modos los autores elegidos y que fuera también objeto de análisis del propio Anderson en Las antinomias de Antonio Gramsci, publicado hace 40 años 1.

De Stuart Hall destaca sus análisis de la crisis del consenso post-bélico en el Reino Unido, la impotencia del viejo laborismo para entenderse con nuevos actores sociales y culturales y el surgimiento de la hegemonía neoliberal, criticando su escaso énfasis en la cuestión “nacional” (según Anderson, mejor considerados por Tom Nairn) y su posición ante el surgimiento del “nuevo laborismo” de Tony Blair.

14/12/16

Gramsci según Gramsci, y Gramsci según Podemos

Ramón Vargas-Machuca Ortega
Antonio Gramsci ✆ Raúl Arias 
I. El Gramsci histórico: ¿Biografía o hagiografía?
En 1966, el sello Laterza publicaba por primera vez el libro que origina estos comentarios. Escrito por el periodista Giuseppe Fiori, este retrato biográfico de la figura de Antonio Gramsci tuvo bastante impacto y popularidad en la Italia de aquel momento. De un lado, difundía de manera atractiva el conocimiento de la personalidad del más notable de los fundadores del Partido Comunista Italiano. De otro, alimentaba la polémica abierta entre la ortodoxia comunista y algunos influyentes miembros del partido, como Pietro Ingrao, que reivindicaban el derecho a disentir en una organización tan jerárquica. A comienzos de esa misma década se había producido en el seno del Partido Comunista de España un debate entre el grupo dirigente en torno a Santiago Carrillo, anclado a una visión más arcaica, y quienes postulaban una visión más actualizada de la realidad española. En el caso español, el desenlace de la polémica fue la expulsión de quienes encabezaban dentro del partido la posición renovadora: Fernando Claudín, Jorge Semprún y Javier Pradera. Se explica que la editorial Península publicara entonces el libro de Fiori, que Jordi Solé Tura tradujo al castellano en 1968. La figura de Gramsci evocaba libertad de pensamiento, autenticidad y fortaleza.

9/12/16

Hegemonía: Gramsci, Togliatti, Laclau

Toni Negri

El discurso de Laclau representa para mí una variante neo-kantiana de lo que se podría definir como socialismo post-soviético. Ya en la época de la II Internacional el enfoque neo-kantiano funcionó como aproximación crítica en relación al marxismo: el marxismo no era considerado el enemigo, sino que la aproximación crítica, más bien, intentó sujetarlo y, en cierto modo, neutralizarlo. El ataque estaba dirigido contra el realismo político y la ontología de la lucha de clases. La mediación epistemológica consistía, entonces, en ese uso y abuso del trascendentalismo kantiano. Mutatis mutandis, esto es lo que me parece también, si nos situamos en época post-soviética, la línea de pensamiento de Laclau, considerada en su movimiento. Permítanme ser claro, aquí no se discute el revisionismo en general, a veces útil, a veces insoportable. Se discute el esfuerzo teórico y político de Laclau, en la época post-soviética, para confrontarlo con la contemporaneidad.

Carácter excepcional en el mundo actual de la concepción de la política en Antonio Gramsci

Antonio Gramsci
✆ Stephen Alcorn
Salvador López Arnal entrevista a Joaquín Miras Albarrán
No existe, afirmas, "una fuerza social cultural que debilite el enemigo de clase, en esa suma cero que es toda sociedad de clases. Apenas existe por tanto fuerza real que respalde los proyectos y propuestas que llevan a las instituciones políticas quienes se dicen servidores representantes de los subalternos". Y por ello, concluyes, sus propuestas tienen pies de barro. Mis preguntas: 1. ¿Por qué hablas de subalternos? 2. ¿Hablas sólo de España o de qué otros países? 3. El "se dicen" me hace pensar en que no crees que los que citas -¿quiénes son?- sean realmente representantes de los subalternos. 4. Apenas existe como fuerza real, afirmas. ¿Y los sindicatos, las asociaciones, los colectivos populares, los grupos de base? ¿Eso no es nada? De hecho, tú mismo hablas, en la nota 13, de la existencia de un ethos alternativo, de la constitución de un "popolo comunista".
Cuando escribí esto estaba pensando en España, en nuestra experiencia de los últimos 40 años. Pero este asunto es universalizable, como mínimo a Europa; si se quiere, a la que conocemos, la Europa "mercado común". Una Europa subalterna, esto es, cuya ciudadanía, fuerzas sociales y organizaciones son partidarias del statu quo.

22/11/16

Il faut sauver Antonio Gramsci de ses ennemis

La droite et l’extrême droite ont revendiqué le penseur du Parti communiste italien. Récupération tactique de celui qui rappelait que la conquête du pouvoir passait par les idées. Mais pas n’importe quelles idées, aurait ajouté le penseur sarde.

Antonio Gramsci ✆ Renzo Galeotti 
Robert Maggiori

Suivant les données de la Bibliografia gramsciana, fondée par John M. Cammett, et de l’International Gramsci Society, il existe plus de 18 000 études consacrées au philosophe, homme politique et révolutionnaire italien, publiées dans une quarantaine de langues (2 500 en anglais, 600 en japonais). Preuve de la richesse de sa pensée, mais aussi de la difficulté à définir, sans trop de simplifications, «ce que Gramsci a vraiment dit».

Los intelectuales y la organización de la cultura

Carlos Nelson Coutinho
✆ Joaquin Zelaya
 
Carlos Nelson Coutinho
1. Me gustaría comenzar por una cuestión terminológica. El título que me fue sugerido para esta exposición, “Los intelectuales y la organización de la cultura”, es –como se sabe– el título de una compilación de escritos de la cárcel de Antonio Gramsci, que reúne precisamente los textos relativos a la cuestión de los intelectuales y de la relación de estos con los mecanismos de reproducción cultural de la realidad (sistema educativo, periodismo, etcétera). Pero ese título no es del propio Gramsci.
Los famosos Cuadernos de la cárcel fueron publicados a partir de 1948, bajo la dirección editorial de Felice Platone y Palmiro Togliatti; no en el orden en que habían sido escritos, sino agrupados según grandes temas, divididos en seis volúmenes cuyos títulos fueron escogidos por los propios editores. 1 Ahora bien: en el caso que nos interesa aquí, no solo no pertenece a Gramsci el título, sino que no es muy frecuente en sus notas la expresión “organización de la cultura”.

19/11/16

Estado, sociedad civil y hegemonía en el pensamiento político de Gramsci

Antonio Gramsci ✆ Ninoska Durán 
César Ruiz Sanjuán

El concepto de hegemonía constituye uno de los conceptos centrales del pensamiento de Gramsci en los Cuadernos de la cárcel, hasta tal punto que la teoría política desarrollada sería totalmente incomprensible sin él. Se trata de un concepto en torno al cual se estructuran las principales dimensiones de su teoría, aunque esto no significa que sea un concepto del que se derivan los otros conceptos políticos de Gramsci ni tampoco que sea un concepto hacia el que estos convergen. Es más bien un concepto transversal a todo su pensamiento, que está presente en todos sus niveles pero que no se encuentra desarrollado teóricamente en ningún lugar de los Cuadernos de la cárcel. Se trata de una noción prospectiva que designa la dirección en que ha de realizarse la investigación de los problemas que plantean otros conceptos de su teoría. 

15/11/16

Recuperar el pensamiento de Gramsci es una batalla teórico-política urgente

Entrevista con Juan Dal Maso, autor de “El marxismo de Gramsci. Notas de lectura sobre los Cuadernos de la cárcel”
En la reseña del libro que presenta Ediciones IPS se hace un recorrido de los temas abordados en los diferentes capítulos. ¿Qué te gustaría resaltar?
El libro se puede leer de dos maneras. Para el público que se está iniciando en la lectura de Gramsci y busca por así decirlo las “principales definiciones” que se hacen en los Cuadernos de la cárcel, hay una exposición bastante completa de conceptos como Estado integral, hegemonía, revolución pasiva, crisis orgánica, guerra de posición y guerra de movimiento, el moderno Príncipe, nacional-popular, las distintas acepciones del término Occidente, su concepción del Estado obrero y el socialismo o algunas cuestiones del itinerario de Gramsci en América Latina.

28/10/16

Gramsci: A propósito del Bloque Histórico

 “Qui pregunta ja respon, qui respon també pregunta.” 1. Raimon Pellegero

Antonio Gramsci
✆ Gianni Berini 
Joan Tafalla

El conjunto de fenómenos político-sociales que vivimos desde hace ocho años en España aparece habitualmente ante nosotros como una sucesión de hechos puntuales desencarnados del proceso histórico y de la totalidad en que se inscriben. Esta situación nos lleva a transitar de manera bipolar y permanente entre el entusiasmo desaforado y el estado de shock. Circulamos bipolarmente entre el entusiasmo desmesurado por el 15 M y la sospecha de que su ciclo de movilización quizás se esté agotando. Nos movemos entre el subidón por el éxito de las Marchas de la Dignidad y la depresión por las dificultades actuales para re-articular la movilización social. Oscilamos entre la euforia por los resultados electorales más altos que nunca ha tenido en España una izquierda que proclama que superará el régimen del 78 y el desengaño porque esos resultados no cumplen las expectativas que esa misma izquierda se había propuesto o creído.

24/9/16

A questão da ideologia em Gramsci

Antonio Gramsci 
✆  Saverio Montella
Leandro Konder 

O italiano Antonio Gramsci desenvolveu uma interpretação bastante original da filosofia de Marx. Para ele, a perspectiva do pensador alemão era a de um "historicismo absoluto". No essencial, o pensamento de Marx nos desafia - sempre! - a pensar historicamente. E esse desafio nos põe diante tanto de possibilidades magníficas como de dificuldades colossais. Pesa sobre nós uma tradição negativa, que se fortaleceu muito ao longo dos séculos XVII e XVIII, segundo a qual o "senso comum" é depositário de tesouros de sabedoria. Gramsci admitia que o "senso comum" possuía um caroço de "bom senso", a partir do qual poderia desenvolver o espírito crítico.

Advertia, contudo, para o risco de uma superestimação do "senso comum", cujos horizontes, afinal, são inevitavelmente muito limitados. O "senso comum é, em si mesmo, "difuso e incoerente". A percepção da realidade, no âmbito desse campo visual estreito, não poderia deixar de ser- segundo o teórico italiano - drasticamente "empírica", restrita à compreensão imediata, superficial.